Bartomeu se plantea dimitir a la presidencia del Barcelona antes del voto de censura

El recuento de las papeletas que apoyaron la moción contra la directiva de Josep Maria Bartomeu para llevar adelante el voto de censura podría provocar la dimisión del presidente del Barcelona, quien se plantea este escenario, pudo saber ESPN Digital, si como se estima ya de forma concluyente los impulsores superan la cifra mínima de 16 mil 521 apoyos necesarios.

El club informó que este sábado se cerró con la validación de 11 mil 503 firmas, solamente 554 nulas (apenas un 4.3 por ciento de las verificadas) y 807 pendientes, quedando por delante 7 mil 823 por estudiar de las que a los impulsores les bastaría con confirmar poco más de 5 mil para sacar adelante la moción, un escenario que ya provoca que entre la directiva se contemple una dimisión que comenzó a planear cuando el 17 de septiembre se conoció el éxito de la moción, señala el reporte de Jordi Blanco.

Desde el club se impuso entonces un silencio a la espera de «conocerse las firmas válidas» avisó una fuente de la entidad, asegurando que en aquel momento Bartomeu no se planteaba una renuncia que con el paso de los días se fue poniendo en el escenario y que ahora planea como mucho más factible.

Entre la junta directiva sorprendió el alto número de firmas y se dudó, de entrada, en la validez de muchas de ellas, pero la realidad ha acabado por hacer entender que la contestación a la gestión de Bartomeu supera lo imaginado y que puestos en un escenario de votación, por más que los favorables al voto de censura precisaran el 66.6 por ciento de apoyos, existen muchas dudas de que los contrarios se movilizaran en estos momentos para frenar.

El presidente, además, considera el costo que tendría a todos los niveles, tanto económico como social, una doble convocatoria a los socios: primero en el voto de censura y después el electoral, en pocos meses y siendo muy consciente que el primero de ellos tiene muchas opciones de ser contrario a sus intereses. Evitarlo al club y, también, a él mismo serían razones de peso, salvando el pasar a la historia del Barcelona como el primer presidente obligado a dimitir por un voto de censura.

Bartomeu cumplirá su primer objetivo que no es otro que liderar el mercado de traspasos, que concluye el 5 de octubre, y esperará, se entiende, hasta cuatro días después, el 9, que es cuando acaba el plazo de validación de las firmas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.