Bayern y Sevilla se enfrentan en la Supercopa de la UEFA

El Bayern de Múnich y el Sevilla, campeones de la UEFA Champions League y la UEFA Europa League respectivamente, se enfrentan en la Supercopa de la UEFA este jueves próximo en Budapest.

Estos equipos solo se han enfrentado en una ocasión en competición UEFA. Fue en la eliminatoria de cuartos de final de la UEFA Champions League 2017/18.

Ningún equipo alemán había ganado en casa del Sevilla cuando el Bayern se enfrentó a los hispalenses, y parecía que el buen hacer local iba a continuar cuando Pablo Sarabia marcó el primer gol. Un tanto en propia puerta de Jesús Navas hizo el 1-1 antes de que Thiago Alcántara firmara el segundo de los visitantes. Un empate sin goles en la vuelta dio el billete al Bayern a semifinales, aunque Joaquín Correa casi genera un final de infarto cuando estrelló un balón en el larguero.

Sólo 25 días después de coronarse campeón de la UEFA Champions League, el Bayern arrancó la temporada 2020/21 este viernes de la forma más espectacular posible al ganar 8-0 al Schalke. Serge Gnabry marcó un ‘hat-trick’ y Leroy Sané marcó en su debut con el equipo de Hansi Flick, que sumó su 22ª victoria consecutiva.

El Sevilla también acumula una racha más que interesantes con 21 partidos consecutivos sin perder, aunque su campaña 2020/21 aún no ha comenzado ya que los equipos de La Liga envueltos en las últimas rondas de las competiciones europeas de la pasada temporada han tenido un par de semanas más de pretemporada que el resto de equipos españoles.

Flick da mucha importancia a la forma física. Fue la intensidad en la presión del Bayern la que superó al Barcelona en los cuartos de final de la pasada UEFA Champions League, como ya lo había hecho con muchos equipos antes. Robert Lewandowski es la estrella del equipo, pero no paséis por alto la influencia del ‘Raumdeuter’ Thomas Müller. Cubre mucho terreno, inicia la presión y crea espacio para que los laterales y los extremos avancen y puedan crear superioridad en ataque. La línea defensiva del Bayern parece demasiado alta a veces, pero es un riesgo calculado.

En la fase final de la UEFA Europa League disputada en Alemania, Julen Lopetegui optó por un 1-4-3-3, si bien los jugadores de banda en ataque, Ocampos y Suso, trabajaron mucho en labores defensivas. La clave del equipo es el triángulo formado por los centrales (Diego Carlos y Koundé) y el pivote defensivo (Fernando). A partir de ahí, el equipo percute por las bandas, especialmente con un Jesús Navas por el que no pasan los años. Ahora, tras la salida de Éver Banega, debería ser Ivan Rakitić, que ha vuelto a la que fue su casa, el que coja las riendas en el centro del campo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.