Cardenales y Caribes buscarán el título en la final de la LVBP

“Estamos en la final, por quinto año seguido. Fanáticos de Cardenales de Lara, siéntanse orgullosos”, dijo el manager José Moreno enchumbado en la espuma del festejo. Poco antes sus dirigidos tomaron el diamante del Antonio Herrera Gutiérrez entre abrazos y sensaciones que ya han experimentado, pero que nunca están de más.

Cardenales de Lara fue contundente en el séptimo y decisivo juego de la Semifinal contra Tigres de Aragua. La ofensiva estalló, y el pitcheo tuvo un gran día; la pizarra de 11-2 refleja lo que ocurrió en la ciudad de los crepúsculos, que se ha convertido en sede no oficial de las últimas grandes emociones de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

Como dijo José Moreno, es la quinta final seguida de los pájaros rojos. El rival, así como la instancia, es bien conocido. Caribes de Anzoátegui es el otro conjunto sobreviviente. Será la tercera vez en las últimas cuatro campañas que ambas organizaciones definirán al campeón de Venezuela que irá a la Serie del Caribe.

“Estoy sumamente orgulloso de este grupo. Han sacado lo mejor de ellos”, continuó José Moreno para la señal de Directv Sports, respondiendo las preguntas de Alfonso Saer Jr. “Los campeones sacan el corazón cuando las cosas están difíciles. Aquí cada quien aportó su grano de arena para estar en la Final”.

En tanto, Caribes de Anzoátegui, con racimo de seis carreras en el cierre del tercer inning, resolvió temprano el séptimo y decisivo juego de su Serie Semifinal contra Navegantes del Magallanes, camino a un amplio triunfo  de 10-4 y rumbo hacia su séptima Serie Final, segunda seguida contra Cardenales de Lara, que derrotaron a la Tribu en la campaña 2019-2020.

Finalizado el encuentro, el terreno del maracayero estadio José Pérez Colmenares se transformó en toda una fiesta indígena, luego de ganar su cuarto desafío dentro del máximo trecho de siete.

Caribes jugará su tercera final con Cardenales -ganador de la otra Semifinal- en los últimos cinco torneos. Ahora con el objetivo de ganar la revancha, en su quinto careo decisivo en los más recientes ocho años.

Anzoátegui irá ahora contra Cardenales, equipo que va a su quinta final consecutiva y que buscará el tricampeonato. La tarea de los aborígenes -que no será nada fácil, por cierto- consistirá en romper esa cadena. En enero de 2020 no pudieron. Ahora intentarán cambiar la historia, en esta segunda final al hilo con los mismos protagonistas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.