Cinco áreas de similitud y contraste en la Serie Mundial

Ésta será una Serie Mundial bien luchada y tensa. Ya podemos sentirlo, ¿no lo creen? En ocasiones, uno simplemente lo sabe. ¿De qué otra forma terminaría una temporada llena de locura como ésta?

Tras ver a los Rays y a los Dodgers enfrentarse por dos noches, podemos decir que este Clásico de Otoño podría decidirse en los últimos innings de los Juegos 6 o 7.

Si usted lleva el score en casa, los Rays empataron la Serie Mundial a una victoria por bando al derrotar a los Dodgers, 6-4, en el Juego 2 el miércoles por la noche en el Globe Life Field en Arlington.

Estos dos encuentros nos han dado toda la emoción que esperábamos: Asombrosos jonrones, rectas de 100 millas por hora y dos escuadras que parecen disfrutar cada momento del mayor escenario de Major League Baseball, refleja un análisis de Richard Justice para MLB.com.

Y entre más los vemos jugar, más nos damos cuenta de lo diferentes que son, pero al mismo tempo de lo parejo que son competitivamente y todo esto es fascinante. Estas dos novenas son buenas de verdad, pero son buenas por razones completamente diferentes.

Veamos por qué:

1) Uno cuenta con una rotación; el otro, no tanto

Los Rays inventaron el concepto del “opener” en el 2018, en parte debido a que el pitcheo abridor de calidad es costoso y los Rays cuentan con una de las tres nóminas más bajas de la Gran Carpa. Pero ahora resulta que una rotación tradicional podría ser la mayor ventaja para Tampa Bay. Con Tyler Glasnow, Blake Snell y Charlie Morton, los Rays tienen a tres lanzadores abridores en los que confían para llegar hasta la quinta o sexta entrada.

Mientras tanto, los Dodgers sólo cuentan con dos de confianza — Clayton Kershaw y Walker Buehler. Los Ángeles se llevó el Juego 1 detrás de seis sólidos episodios de Kershaw, pero acudió a su juego del bullpen el miércoles y vio cómo siete lanzadores permitieron 10 hits. Buehler abrirá el Juego 3 el viernes, pero los Dodgers le darán la bola al mexicano Julio César Urías para que haga su segunda apertura de la postemporada en el Juego 4 y luego probablemente tengan que recurrir de nueva cuenta a su relevo en el Juego 6.

2) Y eso nos trae a los bullpens…

Debido a la incertidumbre en la rotación, los Dodgers incluyeron a 15 lanzadores en su roster y tratan de utilizar a sus serpentineros según el enfrentamiento lanzador-bateador inning por inning cuando Kershaw y Buehler no están en el montículo.

Mientras tanto, los Rays planifican su estrategia del relevo cuatro horas antes de cada partido. En el Juego 2, su taponero más utilizado, Nick Anderson, ingresó al encuentro en la quinta entrada para lo que el piloto Kevin Cash vio como una situación de apremio. Anderson sacó cuatro outs y luego Cash acudió a tres relevistas — Pete Fairbanks, Aaron Loup y el dominicano Diego Castillo – para los últimos tres episodios. Cualquiera de éstos cuatro podría ser cerrador en otros 25 equipos.

3) Si a usted no le agrada la alineación de Tampa Bay, espere al día siguiente

Cash utilizó 59 lineups diferentes en 60 juegos durante la campaña regular y ha continuado dicha tendencia durante la postemporada. Le gusta alternar a sus jugadores en la receptoría, primera base, tercera base y puesto de bateador designado para favorecer los enfrentamientos lanzador-bateador. En el Juego 2, el piloto utilizó a 13 jugadores de posición, incluyendo a un par de corredores emergentes que ingresó en el noveno acto, Hunter Renfroe y Brett Phillips.

Los Dodgers cuentan con jugadores capaces de cubrir varias posiciones, pero el núcleo de su orden al bate está construido a base de un patrón que cambia muy poco.

4) Los dos jugadores más destacados de cada equipo son vistos en contraste

Ambos cambiaron de uniforme durante la temporada baja. Pero quizás usted solamente se enteró de uno de ellos.

Mookie Betts es una de las estrellas más brillantes de Grandes Ligas y uno de los jugadores mejor pagados. Si los Dodgers logran ganar esta Serie Mundial, su llegada a Los Ángeles en un canje con los Medias Rojas será vista como el movimiento que les dio a los Dodgers esa última pieza que les faltaba para ganar el tan anhelado anillo.

Los Rays se entusiasmaron cuando adquirieron a Randy Arozarena en un canje con los Cardenales en enero. Pero el cubano vio acción en apenas 19 compromisos en la campaña regular y nadie se imaginó el impacto que tendría el jardinero en la postemporada tras ser subido el 30 de agosto.

5) Prometimos no hacer comparaciones con las nóminas o la asistencia a los estadios, pero…

Los Dodgers han tenido la segunda, cuarta y tercera nóminas más altas en MLB en las últimas tres temporadas. Los azules lideraron las Grandes Ligas en promedio de asistencia por siete campañas seguidas antes del 2020.

En cuanto a los Rays, su nómina ha ocupado el 28vo, 30mo y 30mo lugares en las últimas tres campañas. Ningún equipo ha operado de una manera más inteligente y eficiente que los Rays, una organización que se destaca por ver en los jugadores algo que otros equipos no perciben. Jugadores como Austin Meadows, Joey Wendle y Ji-Man Choi han sido tremendas adquisiciones que pasaron desapercibidas en su momento.

Los Dodgers también se destacan por ser una organización de élite a la hora de identificar talento y tienen sus propias historias de éxito con Chris Taylor, Max Muncy y Justin Turner. Pero los azules tienen la capacidad económica para adquirir y mantener a estrellas de la talla de Betts, asegurarse de que un as como Kershaw nunca juegue en otra parte y evitar los altibajos que un equipo de baja nómina suelen experimentar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.