Con el as de la Liga Americana, Yankees van por todo

Yankees

La última vez que los Yankees tuvieron, sin discusión alguna, al mejor lanzador de su liga fue hace 43 años. Su nombre era Ron Guidry y el zurdo tuvo una temporada que muchas veces se olvida cuando hablamos de las mejores para cualquier abridor, incluyendo a Sandy Koufax, Tom Seaver, Steve Carlton, Bob Gibson, Jim Palmer y cualquier otro que quieran mencionar.

Guidry, conocido como el Relámpago de Louisiana porque eso era exactamente lo que era, terminó con récord de 25-3 en 1978 y eso es apenas el punto de partida con el ganador del Premio Cy Young.

Guidry tuvo efectividad de 1.78 aquel año. Tiró nueve blanqueadas y 16 juegos completos. Ponchó a 248 bateadores, dio apenas 72 bases por bolas y permitió 187 hits en 273.2 entradas. Y cuando Bob Lemon, el manager, no sabía a quién poner a abrir en el partido de desempate de la División Este de la Liga Americana contra los Medias Rojas – conocido por siempre como el Juego de Bucky Dent— Guidry tomó la pelota con tres días de descanso y también se llevó la victoria aquel día. Hizo todas esas cosas, a pesar de ser tan delgado como un palillo dientes.

Lee también: Miguel Cabrera jugó “caribe” para completar este out

Los Yankees han tenido algunos abridores famosos desde entonces. Roger Clemens llegó al Bronx y lanzó como una estrella, aunque aquello fue después de sus tiempos como el mejor de la liga.

Yankees con pitchers históricos

Los Yankees tuvieron a David Cone, Andy Pettitte y Mike Mussina. CC Sabathia fue un espectáculo en su primera campaña en la Gran Manzana, un verdadero as. Fue quien estuvo más cerca de ser ese caballo que podría ser Gerrit Cole. Uno como Guidry. Pero incluso CC nunca fue el mejor lanzador en la Liga Americana durante sus años en los Yankees, informa MikeLupica de MLB.com.

Shane Bieber ha sido tremendo para los Indios durante las últimas tres temporadas y tuvo un increíble 2020. Logró efectividad de 1.63 y récord de 8-1 con 122 ponches en 77.1 innings, más que suficiente para llevarse el Premio Cy Young. Pero cuando se considera el período 2018-2020, Cole ha sido mejor. Ha sido tan dominante en su liga como Jacob deGrom en la suya.

Cole es el as que busaron los Yankees por un buen tiempo. Y en la postemporada, fue todo lo que esperaban en el club cuando se lo quitaron a los Astros como agente libre por US$324 millones.

Nadie ha ganado más juegos de postemporada en los últimos tres años – siete—que Cole, primero con los Astros y ahora con los Yankees. Y vale la pena volver a apuntar que Cole ha liderado las Mayores en victorias durante las últimas tres campañas: 77 aperturas, un récord de 42-13 y promedio de carreras limpias de 2.71. Ha ponchado a 696 bateadores en 485.2 entradas, la mayor cantidad desde comienzos de la campaña del 2018. Sólo el señor deGrom y Aaron Nola han lanzado más episodios.

Cole es uno de esos ases. Abridor del Día Inaugural. Del Juego 1. Lanzó el Juego 5 en la serie al mejor de cinco entre los Yankees y los Rays, aunque su equipo perdió. El domingo, le pregunté a A.J. Hinch, quien dirigió a Cole en Houston, qué hace del derecho un pitcher tan especial.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.