Cristiano no fue suficiente

Un año después de que su ‘hat-trick’ inspirara una famosa remontada en octavos de final contra el Atlético de Madrid, Cristiano Ronaldo no pudo repetir la hazaña cuando el Lyon avanzó a los cuartos de final de la UEFA Champions League.

El Lyon hizo valer el gol de penalti cosechado al principio del encuentro y la Juventus no pudo conseguir darle la vuelta a la eliminatoria pese al esfuerzo de Cristiano.

El encuentro comenzó con pocos espacios y ambas defensas muy cerradas. Ningún equipo consiguió adueñarse del balón durante los primeros compases ni crear grandes ocasiones de gol. La Juve parecía intentarlo más, pero siempre a sabiendas que un gol en contra le ponía contra las cuerdas.

Fue en el minuto 12 cuando cambió el sino del encuentro. Una entrada de Betancour sobre Aouar en el área se convirtió en penalti para los franceses. Depay, que regresaba a la competición después de la lesión sufrida en diciembre, definió a lo ‘Panenka’ para hacer su sexto gol de la temporada.

La Juventus trató de reaccionar pero no conseguía el ansiado empate. Sin embargo, de nuevo un penalti cambió el partido. Una mano de Depay en el área se convirtió en la ocasión que necesitaba Cristiano para marcar. Con seguridad, raso y a la derecha, el luso empataba el encuentro. Así se llegaba al descanso.

Tras el paso por los vestuarios, el encuentro cambió radicalmente. Los ‘Bianconeri’ espoleados por Cristiano se lanzaron en volandas hacia la meta visitante y así llegó el segundo gol del portugués. Un zapatazo, desde fuera del área, con pierna zurda se incrustó en la portería de Lopes, que poco pudo hacer ante el trallazo de su compatriota.

La Juve lo siguió intentando con empuje, pero también con mucho desorden frente a una defensa francesa que se mostró impecable. Al final, Cristiano no fue suficiente para los turineses.

Deja un comentario