Kevin Garnett sigue enojado con los Wolves y no quiere que retiren su número

El basquetbolista Kevin Garnett, recientemente exaltado al Salón de la Fama del Baloncesto Naismith Memorial, dijo que no desea que los Minnesota Timberwolves retiren su número 21 porque aún no ha perdonado al dueño del club, Glen Taylor, tras un impasse en 2016.  

Ahora con 43 años, comenzó su carrera con los Timberwolves. Fue campeón de la NBA en 2008 cuando militaba con los Boston Celtics. Luego pasó por los Brooklyn Nets, antes de volver a los lobos grises. Pasó 14 de sus 21 años como jugador activo en Minnesota.

«Glen sabe dónde estoy. En primer lugar, no es genuino. Dos, está recibiendo presión de muchos fanáticos y, supongo, de la comunidad allí», dijo Garnett a The Athletic. «Glen y yo nos entendimos antes de que (el ex presidente del equipo) Flip (Saunders) muriera, y cuando Flip murió, ese entendimiento se fue con Flip», agrega el informe de la cadena ESPN.

«Por eso, no perdonaré a Glen. No lo perdonaré por eso. Pensé que era una persona directa, un hombre de negocios directo, y cuando Flip murió, todo se fue con él». Fue Saunders quien concretó el regreso de a Garnett a Minnesota en un cambio en 2015 con la promesa de que se convertiría en propietario minoritario.

Saunders murió inesperadamente tras luchar contra un linfoma y la promesa nunca se cumplió. Desde entonces KG guarda malestar hacia Taylor.

«Valoro mis años en Minnesota y en esa comunidad, en este momento, no quiero ningún trato con Glen Taylor o Taylor Corp. ni nada que tenga que ver con él. Amo a mis Timberwolves, siempre amaré a mis muchachos, siempre amaré a las personas que estuvieron conmigo allí. Siempre tendré un lugar especial para la ciudad de Minneapolis y el estado de Minnesota en mi corazón”, dijo a The Athletic.

Deja un comentario