Muere la leyenda del béisbol Hank Aaron a los 86 años

Hank Aaron, un hijo del sur profundo que se elevó por encima de la pobreza y el racismo para convertirse en una de las figuras más importantes en la historia de Estados Unidos, murió el viernes a los 86 años.

Su muerte provocó una gran cantidad de tributos de quienes lo habían conocido personalmente o simplemente se sintieron inspirados por una vida extraordinaria vivida con implacable dignidad y gracia frente a una fuente aparentemente interminable de odio durante su búsqueda de un récord sagrado de béisbol: 714 jonrones – sostenidos por un ícono blanco, Babe Ruth, señala un reporte de Richard Justice para MLB.com.

“Hank Aaron está cerca de la cima de la lista de todos los grandes jugadores de todos los tiempos. Sus logros monumentales como jugador fueron superados solo por su dignidad e integridad como persona. Hank simbolizaba lo mejor de nuestro juego, y su excelencia integral brindó a los estadounidenses y fanáticos de todo el mundo un ejemplo al que aspirar. Su carrera demuestra que una persona que va a trabajar con humildad todos los días puede abrirse camino en la historia y encontrar la manera de brillar como ninguna otra «, dijo el comisionado Rob Manfred en un comunicado.

“Hank apoyó con entusiasmo nuestros esfuerzos para celebrar lo mejor del juego y encontrar su próxima generación de estrellas, incluso a través del Premio Hank Aaron, que reconoce la excelencia ofensiva de los jugadores de Grandes Ligas, y el Hank Aaron Invitational, que brinda exposición a jugadores jóvenes de élite. Se convirtió en un amigo cercano mío en los últimos años como resultado de su visita anual a la Serie Mundial. Esa amistad es uno de los mayores honores de mi vida. Siempre estaré agradecido por el impacto de Hank en nuestro deporte y la sociedad que representa, y él siempre ocupará un lugar especial en la historia de nuestro juego. En nombre de la Major League Baseball, extiendo mi más sentido pésame a la esposa de Hank, Billye, su familia, los fanáticos de Atlanta y Milwaukee, y los millones de admiradores ganados por uno de los pilares de nuestro juego «.

Aaron superó a Ruth en la lista de jonrones de todos los tiempos el 8 de abril de 1974, a la edad de 40 años, y luego jugó partes de dos temporadas más para dar los toques finales a una carrera de Grandes Ligas que abarcó 23 temporadas, desde su debut con 20 años con los Bravos de Milwaukee en 1954 hasta su retiro en 1976 como 25 veces All-Star, Jugador Más Valioso de la Liga Nacional (1957) y dos veces campeón de bateo. Bateó .393 cuando los Bravos ganaron una Serie Mundial de siete juegos contra los Yankees en 1957. Fue el rey de los jonrones del béisbol durante 33 años.

Fue incluido en el Salón de la Fama del Béisbol en 1982 después de haber sido nombrado en el 97,8 por ciento de las boletas. En ese momento, solo Ty Cobb, con un 98,2 por ciento en 1936, había recibido un porcentaje más alto de votos de los escritores de béisbol.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.