Odúbel Herrera: Lo siento porque cometí un gran error

El venezolano Odúbel Herrera se paró frente a sus compañeros de equipo el martes en TD Ballpark y dijo algunas palabras.

Habló porque sintió que necesitaba decir algo antes de jugar para los Filis por primera vez desde su arresto en mayo de 2019 en Atlantic City, Nueva Jersey, por un cargo de agresión simple a su novia, Melany Martínez-Angulo.

El cargo contra Herrera fue desestimado, pero Major League Baseball suspendió a Herrera 85 juegos por violar la política de abuso doméstico de la liga. La organización eliminó a Herrera de la lista de 40 hombres en enero de 2020. Después de que completó las sesiones de asesoramiento en Filadelfia y donó a la Coalición de Pensilvania contra la Violencia Doméstica, los Filis tuvieron a Herrera en el campamento de las ligas menores la primavera pasada.

Tiene la oportunidad esta primavera de ganarse un lugar en la lista del Día Inaugural de los Filis. No todo el mundo cree que se merezca una oportunidad. Herrera lo sabe, expone el informe de Todd Zolecki en MLB.com.

Odúbel Herrera pidió perdón a su pareja y ahora lo pide a la familia de Filis

«Lo siento porque cometí un gran error», dijo a los periodistas en una llamada de Zoom. “Sé que algunas personas no me van a perdonar y lo entiendo. Pero pasé los últimos tres años recuperando la confianza de Melany y estoy agradecido porque ella me perdonó. Ahora me gustaría tener la misma oportunidad con mis compañeros de equipo, nuestros fanáticos y la familia de los Filis”.

Los sentimientos sobre Herrera dentro del camerino de los Filis son mixtos. Muchos están abiertos a que Herrera reciba una segunda oportunidad. Algunos jugadores respondieron bien a su dirección en Dunedin. A otros no les interesa en absoluto su regreso.

Lee también: Martín Pérez decidido a mejorar su control

Podría ser en unas semanas, sobre todo si Herrera juega bien. Jugó bien el martes. Se fue de 1 de 3 con un sencillo al jardín derecho, una base robada, una carrera anotada y un par de buenas jugadas en el jardín derecho en la derrota por 4-2 ante los Azulejos.

«No puedo decirles que esté al 100 por ciento, pero estarían dispuestos [a darle una segunda oportunidad]», dijo el presidente de operaciones de béisbol de los Filis, Dave Dombrowski. “Si se maneja solo y hace las cosas. Nadie ha dicho: «Oh, no deberíamos estar haciendo esto». No creo que sea una distracción. Pero creo que así será como se maneje. Tiene que ganarse la confianza de sus compañeros”.

El mánager de los Filis, Joe Girardi, anticipó que la presencia de Herrera en el campamento podría causar fricciones en la casa club, por lo que llamó a algunos jugadores en la temporada baja para expresar sus sentimientos al respecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.