Roberts: Es “el año” de Dodgers ¿Será cierto?

¿Cómo hace lo siguiente un equipo a esta altura del año? Perder los primeros dos partidos de una serie al mejor de siete (Serie de Campeonato de la Liga Nacional), enfrentar tres encuentros de vida o muerte, estar perdiendo en el sexto inning del Juego 7 y aun hallar la manera de alcanzar la Serie Mundial.

 “Somos resistentes”, dijo el jardinero de los Dodgers, Cody Bellinger, cuyo jonrón en la séptima entrada el domingo de aquel Juego 7 fue la diferencia en la victoria por 4-3 de Los Ángeles sobre Atlanta. “Creo que cuando ves el lineup de nosotros todos los días—podemos hacer esto. ¿Por qué no podemos hacer esto? Hemos ganado tres partidos (al hilo) antes, todo el tiempo”.

Agregó el manager Dave Roberts: “¡Éste es nuestro año!”, dijo, señala un reporte de Ken Gurnick para MLB.com.

Después de lograr el mejor récord de Grandes Ligas en la temporada regular (43-17), Los Ángeles barrió a los Cerveceros en la Serie del Comodín y a los Padres en la Serie Divisional, antes de terminar de remontar en la SCLN el domingo.

 “Todo el mundo esperaba que llegáramos a la Serie Mundial”, dijo el puertorriqueño Enrique “Kike” Hernández, cuyo cuadrangular solitario empató el Juego 7 contra los Bravos. “Nosotros esperábamos llegar a la Serie Mundial, hasta el punto de que cuando perdíamos (la SCLN) 3-1, no habíamos pasado por adversidades durante la temporada. Era hora de hacerlo. Ya para ese momento, no teníamos nada que perder. Ellos sí tenían algo que perder; no debían perder esta serie.

“Lo tomamos un inning a la vez y pudimos hacerlo. Pero aún no está hecho el trabajo. La meta no es llegar a otra Serie Mundial, sino ganar la Serie Mundial”.

Como ya lo saben varias generaciones, los Dodgers no han hecho eso desde 1988. Pero, también tenían desde 1981 sin ganar tres partidos de vida o muerte. Ahora Los Ángeles es apenas el segundo equipo en la era de las Series de Campeonato (desde 1969) en ganar el banderín de la Liga Nacional tres veces en cuatro años. Se trata del cuarto club que ha remontado ventajas tanto de 2-0 como de 3-1 para ganar una serie al mejor de siete, y el primero desde los Medias Rojas del 2004 en la SCLA vs. los Yankees—serie que fue marcada por una famosa base robada de parte del manager actual de los Dodgers, Dave Roberts.

La victoria de Los Ángeles en el Juego 7 también habla de la profundidad del equipo. Corey Seager—JMV de la serie—se fue de 5-0 en dicho partido, tras conectar cinco jonrones y empujar 11 carreras en los primeros seis choques. “No puedes decir suficiente sobre lo hecho por este equipo”, expresó Seager.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.