Silver habló sobre las dificultades para el regreso de la NBA

El mundo vive en una constante incertidumbre a partir de la pandemia del coronavirus COVID-19, que removió casi por completo el sentido de normalidad que existía en todos los ámbitos. Con el paso del tiempo, cada sector intenta volver de a poco a sus rutinas habituales a medida que el virus empieza a aflojar, y la NBA no es la excepción.

De hecho, el primer paso fue dado a principios de junio, con la aprobación del formato de reanudación de la temporada 2019-2020 (suspendida desde el 11 de marzo), con una idea de reiniciar y terminar el curso a partir del 30 de julio en el ESPN Wide World of Sports Complex de Disney en Orlando, Florida, con la presencia de 22 equipos.

Claro que, en los últimos días, las dudas de parte de varios jugadores, como Kyrie Irving y Dwight Howard, sobre si regresar o no para enfocarse de lleno en la grave problemática de injusticia social y racial que se profundizó tras la muerte de George Floyd, le agregaron un manto más de incertidumbre a la situación, señala un informe de Leandro Fernández para es.nba.com.

Adam Silver, comisionado de la NBA, pasó por «The Return of Sports» (ESPN) y se metió en el estado de situación del regreso, abordando las dudas de los jugadores.

«Nuestras conversiones con la NBPA (Asociación de Jugadores) y sus líderes se han dado durante los últimos meses, y trabajamos sobre todos esos problemas, como la salud y seguridad y cómo será el ambiente en el campus. Pero lo que puedo decir es que podría no ser para todos. Es algo que demanda un enorme sacrificio de parte de los jugadores y de todos los involucrados, de los entrenadores, los árbitros… No es una situación ideal, estamos tratando de buscar un camino hacia nuestra normalidad en el medio de una pandemia, de una recesión con más de 40 millones de desempleados y ahora con un enorme malestar social en el país», señaló Silver.

Agregó que «mientras trabajamos sobre esos problemas, entiendo cómo algunos jugadores puedan sentirse, y pueden pensar que esto no es para ellos, y podría ser por varios motivos, ya sea familiares, de salud o, como dijeron algunos jugadores recientemente, porque su tiempo es mejor dedicarlo para otra cosa. Estamos trabajando con la NBPA, estamos hablando de llevar alrededor de 375 jugadores a Orlando y no sorprende que no haya una mirada uniforme en los jugadores».

Uno de los focos en los que está puntualizando la liga es la conformación de los protocolos de seguridad y salud para poner en práctica en Orlando. «La preocupación es por todos, y por eso es que estamos trabajando hace mucho tiempo sobre los protocolos a seguir, que tendrán cuestiones como distanciamiento físico a excepción de los momentos es que las personas realmente necesitarán estar juntos, donde se incluirá el uso de máscaras», dijo Silver antes de profundizar.

«El concepto de burbuja quizás está un poco confundido. Es un campus con varios niveles de protección dependiendo de la proximidad con los jugadores. En otras palabras, algunos empleados de Disney estarán entrando y saliendo del campus, pero no estarán en la misma habitación que los jugadores. Habrá otras personas cerca de los jugadores, pero mantendrán la distancia social con ellos, y otros indefectiblemente estarán más cerca, y tendremos que tomar otras precauciones. Estaremos haciendo test diarios, que será una de las mejores maneras de protección para ellos, y si llegara a haber un positivo, rastrearemos de manera muy específica el contexto en el que se movieron, aislaremos a cualquiera que pueda dar positivo… Ese tipo de protocolos son los que estaremos poniendo en práctica».

Además, el Comisionado cerró dejando en claro que la búsqueda va mucho más allá del dinero. «Muchos piensan en el factor económico de la situación, pero a esta altura, la diferencia en el incremento entre jugar y no jugar no es tan grande como muchos piensan, sobre todo por el enorme gasto que representa poner esto en marcha. Es más que nada la sensación de toda la comunidad de la NBA de tener la obligación de intentar esto, porque la alternativa es quedarse a un costado y, esencialmente, rendirse ante este virus. Eventualmente tendremos una vacuna o antivirus para usar, pero esto es lo que hacemos. Nosotros presentamos baloncesto de la NBA. Para el país, será un respiro de las enormes dificultades que se están atravesando ahora mismo, y creo que en términos de los problemas de injusticia social, será una oportunidad para los jugadores de la NBA y la comunidad de generar atención sobre estos problemas. La atención del mundo estará sobre la NBA en Orlando, Florida, si podemos concretar este plan», concluyó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.