Un Porto muy serio ante la Juventus y Haaland fue demasiado para el Sevilla

El Porto mantuvo la gran línea que mostró en la fase de grupos de la UEFA Champions League y superó a la Juventus por 2-1 en la ida de los octavos de final. Los goles de Mehdi Taremi (2′) y Moussa Marega (46′) sirvieron para superar a un conjunto italiano que apenas había inquietado al argentino Agustín Marchesin, pero que consiguió un tanto en el minuto 82 que da esperanzas a la Juve. Turín dictará sentencia con un puesto en cuartos en juego.

Tras caer 3-1 ante el Manchester City en la primera jornada de la fase de grupos, el Porto encadenó cinco partidos consecutivos sin recibir gol en la UEFA Champions League (cuatro victorias y un empate) para plantarse en esta ronda.

Ante la Juventus, los de Sérgio Conceição mantuvieron su línea casi perfecta en casa para irse a tres victorias y un empate en cuatro encuentros. Aunque el primer gol recibido en el Estádio do Dragão en esta UCL hace que la balanza se iguale de cara a la vuelta.

El iraní Taremi y el maliense Marega fueron madrugadores (tras gran jugada de Wilson Manafá por la derecha entrando con velocidad). Cada uno en un periodo se encargaron de anotar para despertar a la Juventus a base de goles.

El conjunto italiano encontró el 2-1 en su segundo disparo a puerta. El suplente Rabiot entró bien por la izquierda y su centro fue rematado con clase por Federico Chiesa (de tal palo, tal astilla).

El Portoterminó con mal sabor de boca ya que el 2-0 era un resultado muy bueno, mientras que los de Andrea Pirlo rescataron un guarismo que se puede remontar en Turín. La eliminatoria sigue muy abierta y los lusos tendrán sus opciones para estar en cuartos de final.

Demasiado Haaland

El Sevilla perdió por 2-3 en la ida de los octavos de final de la UEFA Champions League a pesar de comenzar ganando. Haaland, con dos goles y una asistencia, lideró la remontada de un buen Borussia Dortmund.

El encuentro no pudo comenzar mejor para el Sevilla, y Suso hizo el 1-0 en el 7′ tras un buen recorte en la frontal. Pero los alemanes no se vinieron abajo, y lograron darle la vuelta al marcador antes de la media hora gracias a los goles de Dahoud y Haaland. El primero conectó un derechazo a la escuadra desde la frontal para igualar el choque, y el noruego confirmó la remontada con dos goles marca de la casa antes del descanso.

Lopetegui realizó cuatro cambios antes de la hora de juego en busca de una reacción de los suyos. Óscar Rodríguez, la quinta y última sustitución, estrelló una falta en el palo en el 75′ en la mejor ocasión local en el segundo acto. Poco después, el propio Óscar botó otra falta lateral que esta vez encontró a De Jong, que con un remate de primeras puso el 2-3 en el luminoso. El equipo alemán aguantó en los minutos finales y afrontará el choque de vuelta con ventaja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.