«Dracucloaca»: Habitantes de Carabobo se quejan por vivir entre aguas negras (+Video)

dracucloaca

Más de 400 familias que tienen cuatro años viviendo entre aguas negras colocaron un aviso grande y elocuente, en donde se lee «Dracucloaca», utilizando la imagen del murciélago que usa el propio gobernador de la entidad, Rafael Lacava.

Se trata de la comunidad La Luz, en el municipio Naguanagua, al norte de la entidad. Ahí fluyen por las calles las cloacas con todo lo que eso implica.

La vida les cambió a los vecinos del lugar porque durante este año el colapso ha sido mayor y ni los baños de sus casas pueden utilizar. Teresa Sánchez tiene 40 años viviendo en la comunidad y es la primera vez debe enfrentar una crisis como esta.

«Me baño en una bañera para botar el agua y no echarla en el inodoro porque no baja nada. Y hago mis necesidades en un tobo y echo hasta los excrementos en un hueco en el patio y le echo cal», declaró la vecina del citado sector.

Ella es operada de las piernas y la columna y no puede hacer fuerzas para cargar agua, pero no tiene más opción.

Por otra parte, para Zulma Blanco se trata de una situación vergonzosa. «Algunos ponemos en bolsas los desechos de los baños para que el aseo se las lleve, porque las pocetas no bajan, y quienes tienen tierra atrás en sus patios hacen huecos, porque hasta los pozos sépticos están desbordados», añadió.

La mayoría de los habitantes del barrio La Luz tienen erupciones en la piel a raíz del mal estado de las cloacas. No importa la edad. Adultos, ancianos y niños padecen lo mismo. “Salen, se secan y vuelven a salir”, relató Alí Arias, quien tiene claras evidencias de lesiones en su piel desde hace varios meses.

Blanco fue enfática: “Sabemos que estamos en medio de una pandemia mundial, pero aquí se puede desatar una epidemia de tantas infecciones que estamos padeciendo”.

Hay quienes viven las consecuencias de esta situación de las cloacas más allá de la salud. Son varios los que tenían negocios de comida que no han podido abrir nuevamente por la fetidez que siempre hay en las calles a las que ya casi nadie sale.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.