El manual creado por el régimen de Maduro para reprimir durante las protestas que reveló el informe de la ONU

gnb

El informe de la Misión Internacional de Investigación de la ONU presentado este miércoles 16 de septiembre reveló el manual creado por el régimen para reprimir durante las protestas.

Los investigadores detallaron en el texto que el 1 de abril de 2015, Néstor Reverol, en ese momento comandante general de la Guardia Nacional Bolivariana, emitió una orden general por la que se publicó un manual con normas y procedimientos operativos para la policía administrativa especial y los investigadores penales en materia de orden público.

El manual describe las acciones de la GNB en respuesta a situaciones que amenazan el orden público en el que estén involucrados individuos, nacionales o extranjeros, que mantengan posiciones opuestas a las políticas del gobierno nacional.

El Manual se refiere a los grupos que amenazan el orden público como “guarimberos”, aunque reconoce que estos pueden no tener la intención de causar daños y pueden estar protestando por la falta de servicios o de derechos civiles y políticos, se les debe acusar de generar violencia, lo que requiere una intervención militar.

En el documento se esbozan las medidas operacionales que la GNB debería adoptar en diversas situaciones de protesta, entre ellas cuando manifestantes cortan carreteras, realizan marchas y protestas no autorizadas y ocupan instalaciones públicas o privadas.

También menciona las cinco medidas que deben adoptarse en el caso de que la situación continua de alteraciones al orden público:

  • Se solicitará al comandante de la REDI que autorice el envío de las unidades correspondientes.
  • Una vez en la zona, la GNB evaluará la situación y llevará a cabo un trabajo de inteligencia para reunir información relacionada con la razón o el motivo de la guarimba.
  • La GNB identificará a los supuestos líderes involucrados, el número aproximado de manifestantes, los daños a la propiedad, las personas heridas y los objetos utilizados para bloquear las carreteras, entre otros.
  • Los equipos de orden público se utilizarán de manera progresiva y racional.
  • Identificación y detención de líderes y otros participantes.

Según el nivel de violencia registrado en las protestas, la cadena de mando varía:

  • En la protestas pacíficas debidamente autorizadas, la responsabilidad y ordenes de represión recaen sobre: El Ministerio del Interior, el Ministerio de Defensa y el Ceofanb.
  • Protestas pacíficas no autorizadas, la responsabilidad y ordenes de represión recaen sobre: El Ministerio del Interior, el Ministerio de Defensa y el Ceofanb, a través de la GNB.
  • Protestas violentas, la responsabilidad y ordenes de represión recaen sobre: El Ministerio del Interior, el Ministerio de Defensa y el Ceofanb, a través de la GNB.

Cuando las protestas son muy violentas con armas de fuego y pérdida de vidas, la responsabilidad y ordenes de represión recae sobre:

  • El presidente, como comandante en jefe, ordena la intervención de la FANB a través de las unidades especializadas para las operaciones de restauración del orden público (…) bajo la dirección de la GNB y la supervisión del Ceofanb.
  • El Ministerio de Defensa, a través del Ceofanb, asume la responsabilidad de coordinar y gestionar las operaciones para restaurar el orden interno a través de la GNB.
  • El Ministerio del Interior prestará apoyo a las fuerzas policiales, que estarán bajo el control operativo del Ceofanb.

En estas operaciones de restablecimiento del orden público, los oficiales de la FANB no podrán utilizar armas de fuego letales. Sin embargo, destaca que de ser necesario su uso, se hará a través de las unidades de orden público creadas única y exclusivamente para ese fin.

«Permaneciendo a una distancia prudente, atentos a las órdenes de los superiores, y sólo se utilizarán en caso de peligro inminente de muerte, circunstancias extremas y excepcionales, como la defensa de personas o de terceros mediante agresiones ilegítimas», agrega el texto.

El [uso de la fuerza] estará técnicamente dirigido a neutralizar individualmente al atacante o a los atacantes armados que se infiltren en la manifestación pública. Los disparos de advertencia con armas de fuego están estrictamente prohibidos.

En el plano logístico, el manual describe en detalle el equipo de que dispone la GNB para mantener el orden público durante las manifestaciones, incluyendo el equipo de protección, el equipo de comunicaciones y las tácticas de intervención, según el nivel correspondiente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.