El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dio positivo por coronavirus

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dio positivo por coronavirus

El propio Bolsonaro anunció el resultado, este martes a través de una entrevista en televisión. «Todos sabían que  tarde o temprano llegaría a una parte considerable de la población. Resulté positivo», dijo, refiriéndose a la prueba de Covid-19 que realizó el lunes.

«El domingo no me sentía muy bien. El lunes empeoró cuando comencé a sentir cansancio y algo de dolor muscular. También tenía fiebre de 38 grados [Celsius]. Dados esos síntomas, el médico presidencial dijo que había sospecha de Covid-19,» dijo Bolsonaro, y agregó que luego fue al hospital para realizar un scanner de sus pulmones, «resultaron limpios».

Más temprano el martes, Bolsonaro le dijo a CNN Brasil, afiliada de CNN, que había sido tratado con hidroxicloroquina y azitromicina mientras esperaba el resultado de su cuarta prueba de Covid-19 en cuatro meses. 

Bolsonaro atribuyó a la controvertida droga antipalúdica su bienestar el martes. «Me siento muy bien. Creo que la forma en que administraron la hidroxicloroquina, el efecto fue inmediato», dijo.

También reconoció el riesgo mortal que representa un virus que en el pasado descartó como una «pequeña gripe». «Conocemos la fatalidad del virus para las personas de cierta edad, como yo, mayores de 65 años, así como para las personas con comorbilidades, enfermedades y otros problemas. En esos casos, el virus podría ser decisivo y provocar la muerte. Todos lo saben.»

Bolsonaro había asegurado a sus partidarios el lunes frente al palacio presidencial en Brasilia que se había sometido a una prueba y que sus pulmones estaban «limpios», tras los informes de los medios de que tenía fiebre. Con una máscara, advirtió a la gente que no se acercara a él. «No puedes acercarte mucho [a mí], ¿de acuerdo? Recomendación para todos», dijo.

Bolsonaro ha aparecido previamente en público y en manifestaciones sin una máscara facial, incluso abrazando a sus seguidores.

«Tengo que admitir que pensé que lo había contraído antes, considerando mi actividad muy dinámica frente a la gente. Y puedo decirles más, soy el presidente y estoy en la línea del frente, no corro lejos de mi responsabilidad ni rehuyo a la gente,» dijo el martes.

«Debido a mi contacto con las personas, pensé que ya lo había contraído y no me di cuenta, como la mayoría de la población brasileña que contrae el virus y no lo sabe», continuó.

Brasil solo es superado por EE UU en número de infecciones y muertes por coronavirus. Más de 65.000 personas murieron a causa del virus en Brasil, según cifras publicadas por el Ministerio de Salud del país el lunes, y 1.623.284 casos han sido confirmados hasta el momento.

Las pruebas de coronavirus siguen siendo difíciles de realizar en el país y algunos expertos locales dicen que el número real de personas infectadas podría ser de 12 a 16 veces mayor.

A medida que la pandemia de Brasil se disparó en los últimos meses, Bolsonaro ha alentado constantemente al país a reabrir, y ha criticado los esfuerzos de los gobiernos locales para eliminar el virus a través de medidas de distanciamiento social, como las órdenes de cuarentena.

«Nuestra vida tiene que continuar. Se deben mantener los empleos», dijo Bolsonaro en los primeros días de la pandemia, durante un discurso emitido el 24 de marzo en la televisión y radio nacionales. Él ha mantenido esa posición, argumentando que las consecuencias económicas del bloqueo podrían ser peores que el virus en sí.

El mes pasado, un tribunal ordenó a Bolsonaro usar una máscara o enfrentar una multa. Esa orden fue revocada más tarde.

Días después de asistir a un evento en la residencia del embajador de EE. UU.

Bolsonaro había dado previamente resultados negativos para coronavirus en al menos tres exámenes separados. 

Esas pruebas se administraron entre el 12 y el 17 de marzo, después de que Bolsonaro regresó de una reunión bilateral con el presidente de EE UU, Donald Trump, en Florida, y muchos de sus miembros dieron positivo.

El resultado positivo de esta semana se produce pocos días después de asistir al evento de conmemoración del 4 de julio con el embajador de EE UU en Brasil, Todd Chapman. Según una foto publicada en la página oficial de Facebook del presidente, Bolsonaro estaba en la residencia del embajador con Chapman.

Bolsonaro asistió a un evento de conmemoración del 4 de julio con el embajador de EE UU en Brasil, Todd Chapman, el sábado, según una foto publicada en la página oficial de Facebook del presidente.

Las imágenes de la reunión muestran que Bolsonaro no usa una máscara ni observa el distanciamiento social. En otra imagen, se encuentra junto a varios funcionarios estadounidenses y brasileños, incluido Chapman, ninguno de los cuales llevaba una máscara en la cara. Chapman estaba parado directamente al lado de Bolsonaro en la foto, con su brazo alrededor del presidente. El canciller de Brasil, Ernesto Araújo, fue fotografiado al otro lado de Bolsonaro.

Chapman también compartió una imagen de sí mismo junto a Bolsonaro en su cuenta oficial de Twitter, escribiendo que fue «honrado» de recibir al presidente brasileño el 4 de julio.

La embajada de EE UU dijo que el embajador había almorzado con Bolsonaro y otros asistentes el 4 de julio. Agregó que el embajador no tenía síntomas, pero que se sometería a la prueba.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.