Claves para entender los señalamientos de abuso sexual que salpican a integrantes de bandas musicales venezolanas

rock

Acoso y abusos sexuales a menores de edad es parte de lo que se ha descubierto en los últimos días en redes sociales. Los señalados como presuntos agresores son integrantes de agrupaciones de rock venezolano.

Al menos 23 mujeres acudieron a Twitter para denunciar abuso y acoso sexual por parte del cantante Alejandro Sojo, exvocalista de Los Colores, quien horas después de la denuncia admitió que son ciertas las acusaciones en su contra y pidió disculpas a las víctimas.

«Lamento profundamente todo el daño que mis errores del pasado hayan podido causar, principalmente a las personas afectadas y al público que escucha mi música», dijo el artista, que actualmente reside en Buenos Aires, Argentina.

Sin embargo, esto no fue suficiente para algunos internautas, quienes rechazaron el texto publicado por el cantante y exigieron justicia.

A raíz del caso, se abrió una cuenta en Instagram que recopila los testimonios de las víctimas del excantante, quien se aprovechaba de su fama para convencer a menores de edad de tener relaciones sexuales con él.

Otra joven también habló de un abuso por parte de Tony Maestracci, baterista de Tomates Fritos. Según la denuncia, la víctima del músico asistió al festival Cusica, donde el percusionista habría abusado de ella bajo los efectos del alcohol y drogas.

Inmediatamente, el baterista anunció su salida de la agrupación y rechazó las acusaciones.

«Lamentamos profundamente las acusaciones formuladas contra uno de los integrantes de la banda. Tony Maestracci nos ha acompañado por 14 años, a lo largo de nuestra formación. En espera de que esta lamentable situación se esclarezca, él ha hecho pública su decisión de renunciar a la agrupación. Exhortamos a las autoridades a asistir a la denunciante, permitiendo también que se respete el legítimo derecho a la defensa», fue el mensaje de Tomates Fritos.

Leonardo Jaramillo, guitarrista de Okills, también forma parte de los señalamientos. Una tuitera dijo que cuando tenía 17 años el percusionista le enviaba fotos íntimas y le pedía imágenes similares de ella.

Debido al caso, la banda Okills se pronunció y anunció que Jaramillo ya no forma parte de las filas de la agrupación musical venezolana.

Después de la denuncia contra Jaramillo, Isa Sejías se sumó a las denunciantes y acusó a Daniel Landaeta, baterista de la banda Le’ Cinema, de abusar sexualmente de ella.

La joven no especificó cuántos años tenían para el momento en el que ocurrieron los hechos. No obstante, detalló que se negó a tener relaciones sexuales con él. Aunque mantenían conversaciones frecuentes, ella se negaba a tener relaciones con el músico.

Tras las múltiples acusaciones, varias mujeres demostraron su solidaridad con las víctimas, mientras que otras rompieron su silencio y se atrevieron a contar sus experiencias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.