El disperso discurso de Phoenix al ganar el Oscar como mejor actor

DLAPhoenix
Joaquin Phoenix recibe el Oscar al mejor actor por Joker el domingo nueve de febrero de 2020 en el Teatro Dolby en Los Angeles. Joaquin Phoenix recibe el Oscar al mejor actor por "Joker" el domingo nueve de febrero de 2020 en el Teatro Dolby en Los Angeles. AP/Chris Pizzello


LOS ANGELES.-
 El retrato visceral de Joaquin Phoenix sobre un hombre atormentado que desciende en los abismos hasta convertirse en un villano en “Joker” le valió el primer Oscar de una carrera que ha tenido buenos y malos momentos personales.

“He sido un sinvergüenza en mi vida. He sido egoísta, he sido cruel y a veces ha sido difícil trabajar conmigo… pero muchos de ustedes en esta sala me han dado una segunda oportunidad”, dijo Phoenix al recibir el premio el domingo. “Lo mejor de la humanidad es cuando nos guiamos unos a otros hacia la redención”, agregó.

En un discurso por momentos disperso, Phoenix habló sobre la desigualdad de género y la desigualdad racial e incluso el trato a las vacas lecheras. Terminó su intervención con poderosas palabras, suyas y de su fallecido hermano River Phoenix.

“Los seres humanos en su mejor momento son tan inventivos, creativos e ingeniosos. Creo que cuando usamos el amor y la compasión como los principios que nos guían podemos… crear sistemas de cambio benéficos para todos los seres sensibles y para el medio ambiente”, dijo Phoenix. “Cuando tenía 17 años mi hermano escribió esta carta: ‘ve al rescate con amor y la paz llegará después’”.

Phoenix parecía tener los ojos llenos de lágrimas al salir del escenario. Al ver su Oscar se preguntó “¿de quién es esto?”.

“Es suyo”, le indicó la mujer que lo acompañó al retirarse.

Phoenix había estado nominado dos veces a mejor actor, por “The Master” (“The Master: Todo hombre necesita un guía”) de 2012 y por su interpretación como Johnny Cash en “Walk the Line” (“Johnny & June: Pasión y locura”) de 2005. También recibió una nominación a mejor actor de reparto por “Gladiator” (“Gladiador”) del 2000.

Joker” sigue al personaje de Batman en su transformación de un payaso desempleado con problemas mentales a su encarnación de la némesis del héroe enmascarado. El triunfo de Phoenix es una de las pocas veces en las que el premio a mejor actor es para una película basada en un cómic, y para un éxito de taquilla que ha acumulado más de 330 millones de dólares en Estados Unidos y más de 1.000 millones de dólares a nivel internacional, lo que ha impuesto un récord para una película para adultos y adolescentes acompañados por tutores.

Heath Ledger también ganó un Oscar póstumo en 2009, a mejor actor de reparto, por interpretar a Joker (Guasón) en “The Dark Knight” (“Batman: El Caballero de la Noche”) de 2008.

El esfuerzo que Phoenix le puso al papel fue obsesivo: Perdió casi 23 kilos (50 libras), rompió su vieja regla en contra de ver cortes diarios de su actuación y estudió vídeos de danza para determinar cómo se movería su personaje, Arthur Fleck. Una de sus inspiraciones fue el actor clásico de Hollywood Ray Bolger y lo que Phoenix calificó como los pasos arrogantes de Bolger con la canción “Old Soft Shoe”.

Phoenix, quien inició su carrera de niño en proyectos de televisión junto a River y su hermana Summer, comenzó a tener papeles destacados con “Parenthood” (“Todo en familia”) de 1989 y otros proyectos cinematográficos. Cuando River Phoenix murió a los 23 años por una sobredosis de drogas en 1993, Joaquin Phoenix se retiró de la vida pública y la actuación. Dos años después retomó su carrera y fue aclamado por su trabajo en “To Die For” (“Todo por un sueño”) y desde entonces construyó una destacada carrera en cine.

Anunció que se retiraría de la actuación para ser rapero, pero se trataba de una broma para el falso documental de 2010 “I’m Still Here”, que tuvo reseñas mixtas y fracasó en taquilla, aunque no evitó que la industria lo siguiera tomando en serio tras papeles como el que tuvo en “Hotel Rwanda” (“Hotel Ruanda”) de 2004.

En la categoría también competían Antonio Banderas por “Dolor y gloria” de Pedro Almodóvar; Leonardo DiCaprio por “Once Upon a Time … in Hollywood” (“Había una vez en Hollywood”); Adam Driver por “Marriage Story” (“Historia de un matrimonio”) y Jonathan Pryce por “The Two Popes” (“Los dos papas”).

FUENTE: AP

Deja un comentario