Familia de Naya Rivera introdujo demanda por homicidio culposo contra el condado de Ventura

Naya Rivera

La familia de Naya Rivera introdujo demanda por homicidio culposo contra el condado de Ventura, California, donde se encuentra el lago Piru en el que murió ahogada la actriz el pasado mes de julio.

La denuncia fue presentada el martes en nombre del patrimonio de Rivera y el padre de su hijo, Josey Hollis Dorsey.

Las partes demandan al condado de Ventura, al Distrito de Conservación de Agua y a la Administración de Parques y Recreación por descuidar la advertencia a los visitantes del lago Piru sobre sus posibles peligros y por no equipar el bote que Rivera alquiló con el equipo de seguridad necesario. Además de la muerte por negligencia, la demanda solicita un juicio con jurado.

El reclamo establece que en el lago carece de carteles que adviertan a los visitantes sobre las corrientes fuertes, poca visibilidad y vientos fuertes. También alega que la embarcación que alquiló Naya Rivera no contenía dispositivos de flotación, escaleras, cuerdas, ni ancla. La denuncia también afirma que el lago Piru tiene una «historia mortal» y cita al menos otras 26 muertes por ahogamiento.

«Josey sabía que Naya Rivera todavía estaba en el agua y la escuchó gritar: ‘¡Ayuda! ¡Ayuda!’ en su lucha por volver al bote y evitar ahogarse. Josey buscó en vano una cuerda para ayudar a su madre a volver al barco. Luego, Josey miró hacia el agua en busca de su madre y vio que Naya había desaparecido. Josey gritó pidiendo ayuda y lloró solo en el bote hasta que un agente de arrendamiento de botes de PMC lo encontró más de una hora después», indicó Amjad Khan, abogado de la familia.

Muerte de Naya Rivera

La actriz de 33 años, fue confirmada muerta el 13 de julio, cinco días después de su desaparición tras alquilar un bote con su hijo.

Cuando el bote se retrasó para regresar al puesto de alquiler, el personal lo encontró en el lado norte del lago con Josey durmiendo solo a bordo de la embarcación. Un chaleco salvavidas para adultos, que se cree fue el que se le entregó a Rivera, todavía estaba en el bote. Un día después, la policía anunció que se presumía muerta y sostuvo que su desaparición había sido «un accidente».

Las autoridades buscaron en las aguas con la ayuda de equipos de buceo y tecnología de sonar durante varios días, pero las turbias condiciones del lago complicaron sus esfuerzos. Para el lunes 13 de julio, la Oficina del Sheriff del condado de Ventura tuiteó que habían encontrado un cuerpo en el lago.

«Creemos que reunió suficiente energía para que su hijo regresara al bote, pero no lo suficiente para salvarse a sí misma», dijo un aguacil del condado de Ventura.

Naya Rivera fue enterrada en Forest Lawn Memorial Park en Los Ángeles el 24 de julio, según su certificado de defunción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.