Monica Pasqualotto se convirtió en madre de una niña

Mónica Pasqualotto

La actriz y animadora venezolana, Monica Pasqualotto, dio la bienvenida a su hija, la cual nació este martes.

Mediante una publicación en Instagram, la animadora posteó su primera fotografía junto a la pequeña y dedicó unas líneas sobre los beneficios del contacto piel con piel para el recién nacido.

«El contacto piel con piel entre la madre y el bebé es tan positivo que no solo debe hacerse tras un parto normal, también debe realizarse tras un parto complicado o una cesárea. Incluso podríamos decir que en estos casos es casi más importante, ya que el bebé puede nacer estresado, agitado o asustado, y donde mejor conseguirá autorregularse será al lado de mamá», escribió Pasqualotto.

En ese sentido, recomendó el contacto piel con piel inmediato tras el nacimiento e ininterrumpido durante, al menos, las primeras dos horas de vida.

La nueva integrante de la familia, que lleva por nombre Clio, es fruto de su matrimonio con Ralph Kinnard con quien además ya tiene un hijo.

Cabe recordar que a principios de este año, Monica Pasqualotto se sometió a un proceso de fertilización en el que compartió cada detalle con sus seguidores en redes sociales y se mostró muy optimista al respecto.

Monica Pasqualotto protagonizó varias campañas publicitarias y fue imagen artística de Radio Caracas Televisión (RCTV) por muchos años.

View this post on Instagram

Imagina que estás en un lugar calentito, con música suave, luz tenue, un leve balanceo, olores agradables? De repente, te sacan a una habitación fría, con luces brillantes, ruido y voces altas? ¡Qué susto! ¿Verdad? ¿No querrías volver donde estabas antes? Esto les ocurre a los bebés cuando nacen y pasan de un lugar conocido donde se sienten a gusto y seguros, al mundo exterior, donde todo es nuevo y chocante. ¿Qué hacer para calmarle y para que su adaptación sea más fácil? Contacto piel con piel con la madre. El contacto piel con piel entre la madre y el bebé es tan positivo que no solo debe hacerse tras un parto normal, también debe realizarse tras un parto complicado o una cesárea. Incluso podríamos decir que en estos casos es casi más importante, ya que el bebé puede nacer estresado, agitado o asustado, y donde mejor conseguirá autorregularse será al lado de mamá. Beneficios del contacto piel con piel para el recién nacido La temperatura del pecho materno le ayudará a regular la suya, oirá el latido del corazón que le ha acompañado durante 9 meses, percibirá el olor del calostro (muy similar al del líquido amniótico), se sentirá seguro abrazado por su madre y su adaptación al nuevo mundo será más progresiva. Además, encima de su mami y gracias al buen funcionamiento de sus reflejos, empezará a reptar poco a poco y a acercarse al pecho, para finalmente agarrarse y hacer la primera toma de leche (calostro en realidad). La mayoría de los bebés lo consiguen en los primeros 70 minutos, pero algunos tardan un poco más. Por eso los expertos recomiendan el contacto piel con piel inmediato tras el nacimiento e ininterrumpido durante, al menos, las primeras dos horas de vida. Los cuidados iniciales, como el test de Apgar y la identificación madre-bebé, se pueden llevar a cabo con el recién nacido pegado a su madre. El resto de cuidados, como el peso, la profilaxis ocular o el vestido, pueden esperar.

A post shared by Monica Pasqualotto (@lapasqualotto) on

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.