¿Por qué Rosita Fornés será tan recordada?

Rosita Fornés

Considerada «la mejor Vedette de América», Rosita Fornés se despidió de este mundo el miércoles a los 97 años en la ciudad de Miami. La cubana dejó una huella en los tres países donde desarrolló su carrera artística.

Su nombre real era Rosalía Palet Bonavia y empezó en el medio artístico de la isla desde muy joven, que la llevó a convertirse en una de las figuras más presentes y queridas de la escena, sin ser dueña de una gran voz ni tampoco una gran actriz.

Rosita Fornés era actriz, bailarina y cantante, quien falleció de enfisema pulmonar, definió su existencia en tres etapas que estuvieron marcadas por el constante amor a su profesión, los lugares en donde vivió y los romances que encontró.

La reconocida Vedette nunca dejó de aportar y trabajar para el cabaret y la radio, el cine y la televisión, que la hicieron muy popular en la década del cuarenta en Cuba y en América, donde actuó con famosos actores y actrices de la época.

A los 22 años marchó a México, donde se casó con el actor mexicano Manuel Medel y se hizo famosa. Además, en ese país participó en varias películas que la catapultaron a la fama.

Entre idas y vueltas, Rosita Fornés se presentó en múltiples escenarios de Estados Unidos, México y luego, volvió a Cuba con su hija, allí su público siempre la esperaba de brazos abiertos.

El Ministerio de Cultura de la isla informó que los restos de la Vedette de Cuba, como fue bautizada por el público, reposarán en la isla «para cumplir su última voluntad».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.