Julio César Chávez teme que Rafael Amaya recaiga en ciertas adicciones (+Video)

Rafael Amaya

Meses después de haber sido dado de alta, el actor Rafael Amaya continúa su proceso de recuperación luego de salir del mundo de las drogas y el alcohol.

Sin embargo, su amigo y pieza clave en este proceso de recuperación, Julio César Chávez, precisó que el hecho de estar dado de alta no significa que la lucha haya acabado para Rafael Amaya. El boxeador mexicano recuerda que el compromiso sigue en pie para evitar la tentación.

«Si uno deja de ir a las juntas le entra a uno la depresión, le entra a uno las ganas de consumir. Cuando él sienta ganas de consumir, rápidamente hablar con sus terapeutas y psicólogos, ir a las juntas y curarse. Es la mejor manera de estar limpio», explicó Chávez en declaraciones a Ventaneando.

Por lo tanto, el boxeador reiteró la necesidad de continuar con el proceso y no abandonar todo el trabajo realizado.

«Él terminó su proceso, pero él tiene que seguir yendo a pláticas porque si recae que no diga por qué recayó, no, porque no fue a sus juntas. Uno tiene que estar siempre en contacto con las clínicas para no volver a recaer. Esto es de todos los días, de solo por hoy», insistió Julio César Chávez.

El actor Rafael Amaya estuvo sumergido en las drogas y el alcohol, motivo por el cual se alejó de las cámaras y el ojo público.

«Perdí mi paz interior, el amor que le tenía a mi familia, a mi trabajo. Poco a poco me fui sumergiendo en el fango oscuro del alcohol y las drogas, viviendo todos los excesos posibles habidos y por haber», reveló mexicano.

Para finales del año 2019, Rafael Amaya quería desaparecer de la faz de la tierra y optó por esfumarse sin darle explicaciones a nadie. Pero su familia rastreó cielo, mar y tierra hasta que dieron con su paradero, y prepararon un plan para rescatarlo e internarlo en una clínica de rehabilitación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.