Escasez de gasolina es peligrosamente sorteada por los venezolanos

escasez de gasolina
Foto: EFE

Este jueves 14 de mayo la agencia de noticias española, EFE, publicó un reportaje en el que revela la nueva peligrosa maniobra que hacen los venezolanos con sus vehículos para sortear la escasez de gasolina que atraviesa Venezuela.

Alfredo González, un habitante de Maracaibo le instaló a su camioneta un sistema de gas doméstico, el cual le ha permitido evadir la escasez de gasolina que atraviesa Venezuela y continuar sus labores como transportista.

Aunque el citado sistema según EFE parece peligroso, González aseguró que es más bien «sencillo y seguro».

Hay una bombona de gas atado a la parte trasera de su vehículo, una destartalada Wagoneer de la década de 1980. El gas llega al cansado motor a través de mangueras de cobre y plástico, aunque no parece que haya orden mecánico al levantar la capota.

En este sentido el hombre aseguró que su sistema funciona igual que la gasolina y recuerda que solo le bastó una bombona, reguladores y algunas mangueras para dar nueva energía a su vehículo. «Yo le hice un sistema seguro», agregó González.

Foto: EFE

«La bombona está bien puesta afuera, en el exterior del carro y tiene un sistema para evitar fugas. Hice un trabajo a la perfección, trabaja igual que la gasolina. Creo que es un trabajo seguro para podernos defender, porque con esta pandemia y este problema sin combustible tenemos que hacer algo para llevar el sustento al hogar», declaró Alfredo González quien anteriormente se desempeñaba como mecánico automotriz.

El culpable de la escasez de gasolina

El régimen de Nicolás Maduro ha responsabilizado de la escasez de gasolina al gobierno de los Estados Unidos por haber impuesto una serie de sanciones económicas, mientras que el gobierno legítimo asegura que la culpa es de la incapacidad del régimen para mantener el poder refinador que tenía Venezuela.

González aseguró a EFE que la última vez que pudo echar gasolina fue en febrero del presente año, días antes de entrar en la cuarentena social del COVID-19. «Desde ahí no volví a echar más», agregó el hombre.

Por esta razón, son cada vez más los transportistas que deciden adoptar la medida de instalar un sistema de gas doméstico para evadir la escasez de gasolina y poder desempeñar sus labores con normalidad.

Lamentablemente aquí los transportistas están recurriendo a un recurso que podría ser peligroso tanto para ellos como para los usuarios”, dijo a EFE el secretario de un sindicato local de transporte, Rubén Esis.

El olvido al gas para vehículos

Hace más de una década, el Gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) intentó convencer a los venezolanos de usar el gas como combustible para sus vehículos.

Pero los problemas para el proyecto comenzaron cuando se extendió la creencia de que el gas dañaría los motores de los autos y muchos se quejaran de que los cilindros ocuparían la mayor parte de los maleteros, un hecho difícil de evadir.

Además, el bajo precio de la gasolina atentaba contra el futuro del proyecto, que precisaba de un gasto adicional para millones de conductores.

A manera de solución, el Gobierno estableció que las unidades nuevas trajeran instalado de serie un sistema para trabajar con gas natural.

Se proyectaba que al menos el 50 % de los autos nuevos usaran gas para operar en 2010, lo que permitiría vender los excedentes -entonces se pensaba en excedentes- de gasolina en el exterior.

Pero las ensambladoras de vehículos comenzaron a ver reducidas sus unidades por la crisis y diversos problemas sindicales.

Hoy, la producción mensual de autos nuevos en Venezuela es un número cercano a cero.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.