Estudiantes de escuelas públicas de bajo rendimiento en Dade y Broward deben regresar al aprendizaje en persona

Estudiantes de escuelas públicas de bajo rendimiento en Dade y Broward deben regresar al aprendizaje en persona

Decenas de miles de estudiantes del sur de la Florida que no estén logrando un progreso satisfactorio deberán regresar a la instrucción en persona este mes, anunciaron funcionarios del distrito escolar en los condados de Miami-Dade y Broward.

Las escuelas públicas del condado de Miami-Dade y de Broward enviaron cartas a los padres de los estudiantes con dificultades informándoles que sus hijos deberán regresar a los campus al comienzo del segundo semestre.

En Miami-Dade, la fecha de regreso se estipuló para el 25 de enero, mientras que en Broward será el 13 de enero.

Las escuelas enviaron notificaciones formales a los padres de aproximadamente 10,000 estudiantes. La carta dice en parte: «El Departamento de Educación de Florida publicó recientemente la Orden de emergencia 20-EO-07, que requiere una transición al aprendizaje cara a cara para los estudiantes que participan en el aprendizaje remoto y que no están logrando un progreso académico adecuado».

El anuncio se produce meses después de que muchos estudiantes de todo el sur de Florida cambiaran al aprendizaje en línea debido a la pandemia de coronavirus.

Desde el punto de vista del desempeño, ese enfoque no ha funcionado para todos, por lo que los estudiantes con dificultades volverán al estilo de aprendizaje tradicional.

El superintendente Alberto Carvalho, dijo que las ausencias crónicas y la falta de compromiso son solo algunas de las preocupaciones.

“Es por eso que estamos desplegando recursos y acercándonos a sus padres, para tener conversaciones con 10,000 familias en nuestra comunidad, haciéndoles saber el estado académico de sus hijos y realmente poniéndoles ante ellos una mejor opción”, dijo.

Los administradores dijeron que los estudiantes seleccionados para regresar a las aulas fueron elegidos en base a criterios universales que incluyen calificaciones en materias básicas, asistencia y evaluación de graduación para estudiantes del tercer y cuarto año.

Los alumnos de educación excepcional, conocido también como el programa ESE, también fueron evaluados.

Los padres tendrán la última palabra, pero Anna Fusco, presidenta del Sindicato de Maestros de Broward, dijo que sus miembros tienen más preguntas que respuestas.

“Nuestros maestros todavía están en una zona desconocida”, dijo.

La carta enviada a los padres en Broward dice en parte: “En la mayor medida posible, la experiencia cara a cara en el próximo semestre será más tradicional, proporcionando a los estudiantes interacciones en vivo entre maestros y estudiantes cada día en las aulas. Los porcentajes más altos de familias que eligen esta opción pueden requerir que las escuelas relajen los protocolos actuales de distanciamiento físico».

Fusco dijo que aprecia los esfuerzos del gobernador de Florida, Ron DeSantis, para que las escuelas públicas del estado se alejen del aprendizaje remoto. Sin embargo, indicó Fusco, los académicos no pueden ser la única consideración, ya que COVID-19 continúa causando estragos en todo el estado.

“Funciona para algunos, pero aún vemos que la mayoría necesita esa interacción social, ese componente cara a cara. Necesitas ese toque humano, y me alegra que lo vean», dijo. «Eso es un valor importante, pero no estoy de acuerdo con su punto de vista, y sus tácticas de miedo para que la gente vuelva».

Fusco dijo que lo único que podría ayudar durante este proceso de transición es más fondos para las escuelas.

Los funcionarios del distrito escolar instan a los padres a comunicarse con las escuelas individuales de sus hijos con cualquier pregunta o inquietud.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.