Florida superó de nuevo los 3.000 casos diarios de coronavirus

Foto: AFP

El COVID-19 sigue expandiéndose por Estados Unidos y Florida es uno de los estados más afectados. Hasta este martes, 3.286 personas se infectaron del nuevo coronavirus con lo que ascendió a 103.503 casos positivos en total.

El Departamento de Salud de Florida agregó en su balance diario que 3.238 pacientes han fallecido.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, señaló este martes en una rueda de prensa que estos nuevos casos de coronavirus se ha dado entre la población más joven, unos datos que «no son tan preocupantes» al haber aumentado los test y no ser población de riesgo.

«La mayoría se ha producido por el contacto comunitario entre los jóvenes de veinte y treinta años, algo que es natural conforme avanzamos. La población que es algo más mayor y vulnerable ha tenido un poco más de cuidado», añadió DeSantis, según reseña de EFE.

Los alcaldes de los condados de Miami-Dade o Palm Beach, que son algunos de los focos de la pandemia, se reunieron este martes para plantear medidas más estrictas como la obligatoriedad del uso de mascarillas en todos los espacios públicos.

En una docena de ciudades como Miami, Miami Beach o Key Biscayne, entre otras, las autoridades implementaron esa medida este lunes, aunque la gran pregunta es si el gobernador, el republicano Ron DeSantis, decidirá hacerlo también en todo el estado.

El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, aplaudió la iniciativa impulsada por estas ciudades, aunque reiteró «la importancia de que se cumpla en todos los lugares del condado», donde ya se han registrado más de 25.000 casos y casi un millar de muertos.

«Nada de esto tiene sentido a menos que los 34 municipios y/o ciudades del condado cumplan con las normas de la nueva normalidad», dijo el lunes en un comunicado.

Miami-Dade es una de las regiones que más porcentaje de positivos tiene, con un 10,1 %, aunque otros condados como el de Glades (centro-oeste) ascienden exponencialmente hasta el 24,7 %.

El gobernador argumentó que implementar medidas como la obligatoriedad de la mascarilla «le parece un uso adecuado de los recursos estatales» en algunos lugares, aunque anima a que determinados Gobiernos locales lo apliquen.

«Tenemos un estado muy grande y diverso, y los focos de contagio no son uniformes. Incluso ahora que vemos más casos en Orlando de los que veíamos en marzo, abril y mayo, la demografía es diferente que en lugares como el condado de Miami-Dade», explicó DeSantis.

Deja un comentario