Ingeniero petrolero advirtió que gasolina iraní es nociva para motores de vehículos

gasolina

José Miguel Farías, miembro de la Comisión de Economía del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios declaró este viernes 12 de junio que el uso de la gasolina iraní puede exacerbar los problemas del parque automotor venezolano, pues tiene efectos corrosivos en los motores de los vehículos.

«Entonces vamos a ver posiblemente que traerá un efecto muy corrosivo en el corto y mediano plazo y los carros van a tener que pararse. Casi 20% tiene los carros parados en los últimos 10 días después de surtir combustible», aseguró Farías.

En este sentido el ingeniero indicó que el parque automotor venezolano se encuentra en mínimos históricos, así como las industrias y el comercio. «Muchas personas no tienen capacidad ni siquiera de poder mantener de manera óptima su carro», agregó.

Farías expuso que no se realizó ningún tipo de prueba físico-química de manera legal y transparente para conocer cuál es el estado de la gasolina de Irán.

Dijo que las estimaciones apuntan a que es un combustible de un octanaje de 155, mucho mayor a la que se usa en el parque automotor venezolano. Supuestamente, prosiguió, se utilizó gasolina cruda y nafta catalítica para intentar bajarle octanaje.

«Pero lo que se obtuvo, sea para rendir la gasolina o para obtener una más adaptada al parque automotor, un octanaje aproximadamente de 87. La gasolina que se consume en Venezuela es de 91/95 octanos», concluyó el experto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.