Un golpe militar aborta la frágil transición democrática de Birmania

Un golpe de Estado ha abortado la incipiente y frágil transición democrática en Birmania, después de que el poderoso Ejército arrebatara este lunes el poder al Gobierno y detuviera a su líder y premio nobel de la paz, Aung San Suu Kyi.

Los militares, que a pesar de iniciar una «democracia disciplinada» hace una década, nunca habían renunciado del todo al poder en el país asiático, declararon este lunes el estado de emergencia y acusaron al Ejecutivo de cometer fraude en las elecciones del pasado noviembre, reseñó Efe.

La jornada comenzó con la detención de la líder de facto del país asiático, consejera de Estado y Nobel de la Paz y del hasta hoy presidente birmano, Win Myint, además de varios ministros y presidentes regionales.

Entre la treintena de detenidos se encuentran además activistas, escritores, cantantes y directores de cine, según una lista extraoficial a la que tuvo acceso Efe.

Los militares justificaron el golpe por un supuesto fraude en las elecciones del pasado noviembre y aseguraron que la Comisión Electoral había sido «incapaz de resolver el problema».

El Ejército insistió además en que, una vez se acabe el periodo de un año del estado de emergencia, se celebrarán «elecciones generales libres y justas» y «el poder será traspasado al partido ganador que haya cumplido con los estándares democráticos».

Con información de Efe

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.