“Nunca había visto tantas personas enfermas juntas”, dijo residente del Hospital Universitario de Maracaibo

hospital

Según una joven residente de posgrado en el Hospital Universitario de Maracaibo (HUM) ya perdieron la cuenta de cuántos pacientes con COVID-19 o con síntomas se han atendido en ese centro de salud, siendo éste el principal en el estado con más casos de la enfermedad en Venezuela.

“Es la primera vez que veo a tantas personas enfermas juntas”, declaró la doctora.

El Hospital Universitario de Maracaibo es un hospital tipo IV con capacidad para más de 300 camas, ahora atiende solo a personas con coronavirus o sospechosas de tenerlo. Todas sus especialidades y subespecialidades, desde Traumatología hasta Cirugía, se sumaron al trabajo, según reseñó el medio Efecto Cocuyo.

Desde que se agravaron los efectos de la pandemia en la entidad, el centro fue intervenido: cambió de autoridades y algunas áreas que estaban cerradas comenzaron a recibir camas para albergar a más personas.

Desde finales de mayo, el mercado Las Pulgas en Maracaibo se convirtió en el principal foco de transmisión comunitaria de COVID-19 en el país e impulsó el aumento de contagios el Zulia. Hasta el 5 de julio, la entidad sumaba más de 1.500 casos y 25 fallecidos reconocidos por las autoridades. Muchos de ellos fueron atendidos en el HUM.

Cuando los pacientes acuden al hospital, son clasificados en el área de triaje con distintas categorías: graves, asintomáticos, síntomas leves y personas con comorbilidades y aunque está repleto, “todos deben ser atendidos”.

“Se atiende a todo paciente por igual. Si viene con prueba rápida positiva, se le vuelve a hacer la prueba y se le llena la ficha epidemiológica”, destacó la residente del centro hospitalario.

“Es la primera vez que veo tantas personas enfermas juntas”, dice María*, una joven residente de posgrado del Hospital Universitario de Maracaibo (HUM). Ya perdió la cuenta de la cantidad de pacientes que han atendido allí, en el principal centro para la recepción de personas con COVID-19 en el Zulia, el estado con más casos de la enfermedad en Venezuela.

El Hospital Universitario de Maracaibo, un hospital tipo IV (con capacidad para más de 300 camas), ahora atiende solo a personas con coronavirus o sospechosas de tenerlo. Todas sus especialidades y subespecialidades, desde Traumatología hasta Cirugía, se sumaron al trabajo. Desde que se agravaron los efectos de la pandemia en la entidad, el centro fue intervenido: cambió de autoridades y algunas áreas que estaban cerradas comenzaron a recibir camas para albergar más personas.

Desde finales de mayo, el mercado Las Pulgas en Maracaibo se convirtió en el principal foco de transmisión comunitaria de COVID-19 en el país e impulsó el aumento de contagios el Zulia. Hasta el 5 de julio, la entidad sumaba más de 1.500 casos y 25 fallecidos reconocidos por las autoridades. Muchos de ellos fueron atendidos en el HUM.

Otros cinco hospitales del estado fueron habilitados para recibir personas con coronavirus (Chiquinquirá, Santa Bárbara, Adolfo Pons, Noriega Trigo y Pedro García Clara), pero ningún paciente puede ser rechazado en el Universitario. Cuando acuden, son clasificados en el área de triaje con distintas categorías: graves, asintomáticos, síntomas leves y personas con comorbilidades. Aunque está repleto, todos deben ser atendidos.

“Se atiende a todo paciente por igual. Si viene con prueba rápida positiva, se le vuelve a hacer la prueba y se le llena la ficha epidemiológica”, expresa María.

Cuando la doctora llega al HUM y debe entrar a las “zonas rojas”, las áreas con mayor posibilidad de contagio de COVID-19, tiene que buscar en la Dirección sus equipos de protección personal: pantalón de mono y camisa, overol, dos tapabocas, cuatro botas quirúrgicas, dos gorros, lentes, máscara facial y bata quirúrgica.

“Hay algunos pacientes que no toleran la noticia de que son positivos. Quedan impactados y se ponen a llorar. Te miran a la cara y te preguntan si se van a salvar”, destacó. “Este virus es agresivo con pacientes diabéticos, con enfermedades cardíacas, oncológicas, con diálisis, con enfermedades autoinmunes. A veces hay cosas que se van de nuestras manos. Uno siente impotencia porque quiere ayudarlos más, pero uno hace hasta donde más puede”, agregó.

La joven residente no olvida la cara de un paciente que intubó y que tenía miedo de dormirse y no despertar. Ante las reacciones de las personas, el centro asistencial dispuso atención psicológica y psiquiátrica para aquellos que necesiten apoyo para asimilar su diagnóstico y para aquellos trabajadores de la salud afectados.

Actualmente el Hospital Universitario de Maracaibo se encuentra buscando personal y materiales a través del programa “Voluntariado COVID-19”. Solicitan llevar con urgencia oxímetros de pulso, antibacterial, alcohol, mascarillas N95, tubos endotraqueales, lentes, sillas de ruedas y camillas a los centros de acopio.

Deja un comentario