El Tiempo reveló que Iván Márquez habría estado en una reunión en Apure antes de los enfrentamientos

FARC

La pelea entre disidentes de las FARC comenzó luego de que a comienzos de marzo, se realizara en Apure una cumbre entre ‘Iván Márquez’, jefe de la ‘Segunda Marquetalia’, e ‘Iván Mordisco’, jefe del frente primero, en la que quedó sellada la ruptura entre esos dos grupos.

Fuentes de inteligencia le confirmaron a El Tiempo ambos guerrilleros se habrían reunido en zona rural de Elorza, en el estado de Apure, para intentar definir un acuerdo que uniera a las dos organizaciones ilegales.

‘Iván Mordisco’, señalaron agentes de inteligencia, pasó al país vecino con un pequeño esquema de seguridad. Allí lo esperaba ‘Iván Márquez’, quien junto a los otros jefes de la ‘Segunda Marquetalia’ permanecen hace meses en territorio venezolano.

Las fuentes señalaron que ‘Márquez’ ha intentado usar su pasado como exintegrante de la desaparecida guerrilla de las FARC para alinear a los demás grupos, pero el poder económico y militar de ‘Mordisco’ por cuenta del narcotráfico no se plegó.

El inicio de la guerra abierta, entre los antiguos socios, habría tenido su primer acto hace una semana, cuando, con información que habría sido entregada por el grupo de ‘Márquez’, las autoridades venezolanas lanzaron una operación militar contra un campamento de las disidencias del frente décimo ubicado en el país vecino.

Aunque el jefe del frente décimo es ‘Ferley González’, el campamento al que llegaron era el de Jorge Eliécer Jiménez, alias Arturo o Jerónimo, de 52 años, hombre de confianza de ‘Iván Mordisco’ y quien junto con sus hombres habría alcanzado a salir de la zona antes de la llegada de los hombres de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Alias Jerónimo se vinculó a las FARC en 1985 en el frente décimo y llegó a ser hombre de confianza de ‘Granobles’, el hermano del ‘Mono Jojoy’, el jefe militar de la guerrilla.

Fue capturado en 2009 y condenado a 40 años de prisión y en el 2017 recuperó su libertad al acogerse a los acuerdos de paz. Ese mismo año se fue para Guaviare y allí se unió a ‘Iván Mordisco’, quien lo designó como su apoyo para el tráfico de cocaína en Venezuela.

Las fuentes señalan que ‘Jerónimo’ conoce la zona de frontera, y que sería él quien colocó minas el campamento para afectar a los militares a su ingreso.

‘Jerónimo’ mueve armas y coca para ‘Mordisco’ y ‘Gentil Duarte’ desde Apure, y cuenta con el apoyo de Ómar Pardo Galeano, alias Antonio Medina, jefe de la disidencia frente 28.

Este hombre es señalado de hacer circular esta semana varios audios y videos en los que amenaza a la Fuerza Pública venezolana –en retaliación por el ataque a ‘Jerónimo’ y sus hombres–. ‘Medina’ asegura que se solidariza con el frente décimo y advierte que atacará “las bases militares del Ejército venezolano”. De hecho, un día después de la amenaza fue atacado el puesto de control fronterizo en La Victoria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.