751 días secuestrado por el régimen: la travesía de Juan Requesens

juan requesens

Un fatídico 07 de agosto de 2018 funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) irrumpieron en la residencia de los padres del diputado Juan Requesens, sin una orden judicial y de forma violenta para llevarse detenido al parlamentario.

«Juan», como se refiere hacia él su hermana, Rafaela Requesens fue responsabilizado de estar involucrado en el intento de magnicidio en contra del jefe del régimen, Nicolás Maduro, que había ocurrido días antes.

Uno de los detenidos por el caso, el sargento de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Juan Carlos Montesinos Vanegas fue quien acusó a Requesens de estar implicado en el proceso que tenía como objetivo asesinar a Maduro.

La detención estuvo al margen del estado de derecho y violó la inmunidad parlamentaria consagrada en el artículo 200 de la Constitución, el cual establece que un diputado sólo puede ser detenido en caso de cometer un delito en flagrancia, y además estipula que se le debe trasladar a su residencia, y no a una prisión o en la sede de un órgano de seguridad del estado.

Solo 24 horas después el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró la procedencia del enjuiciamiento de Requesens. De acuerdo con la nota de prensa publicada en ese entonces por el Poder Judicial existían «suficientes elementos» para enjuiciar al diputado.

Empieza la vejación y tortura en contra de Juan Requesens

El 10 de agosto de 2018 el ministro de Comunicación del régimen, Jorge Rodríguez, difundió un video del diputado en el que señala que puso en contacto a uno de los supuestos organizadores del atentado contra Maduro con un agente migratorio para que facilitara su ingreso al país.

En el material audiovisual se observa a un Juan Requesens visiblemente afectado, alterado e incluso manchado de lo que se presumía en ese entonces, era su propio excremento.

El 11 de agosto de 2018, Maduro reveló otro extracto del vídeo hecho a Requesens por el Sebin en el que afirmó haber tenido contacto con Rayder Alexander Russo, uno de los señalados como autor material del atentado.

Para este día, fue fijada la audiencia de presentación de Requesens que fue diferida sin que se indicaran las razones, según denunció su abogado Joel García. Detalló que es usual “que por algún motivo se difiera una audiencia”, pero en ese caso la juez no comunicó el motivo.

Audiencias diferidas

Desde el 14 de agosto de 2018 empezaron a diferir las audiencias del diputado, y hasta la fecha continúan el diferimiento por distintas causas, entre ellas la inoperancia del sistema judicial venezolano, aunado a la negligencia del Sebin.

La llegada de la pandemia a Venezuela fue también utilizada como excusa para continuar aplazando las audiencias de Juan Requesens.

En vista de esta situación el abogado defensor del parlamentario interpuso una solicitud de medida cautelar sustitutiva de libertad el pasado 13 de marzo, con el fin de garantizar el derecho a la vida y el derecho a la salud del diputado.

La lucha de los Requesens

Juan Requesens es un diputado venezolano conocido por ser un férreo opositor al régimen desde sus inicios en la vida política como presidente de la Federación de Centros de Estudiantes (FCU) de la Universidad Central de Venezuela (UCV), cargo que posteriormente ocuparía su hermana Rafaela, quien también dirigió un movimiento estudiantil que encabezó numerosas protestas en contra del régimen.

Requesens fue agredido en numerosas oportunidades tanto por los colectivos del régimen como por los propios funcionarios de seguridad.

Curiosamente, el último discurso público del diputado ante la plenaria de la Asamblea Nacional (AN), con el cual se dio a conocer aún más por la fuerza y las palabras que pronunció para aquel momento, fue en donde aseguró que no se rendiría y que seguiría luchando hasta lograr la libertad de Venezuela.

«Yo no puedo decir que esto se lo llevo quien lo trajo, yo me niego a rendirme. Yo me niego a arrodillarme, frente a quienes hoy pretenden quebrarnos la moral (…) Hoy puedo hablar desde aquí, mañana no sé, pero así como yo muchos», pronunció con euforia Juan Requesens para aquel momento.

Al momento de su detención, tanto su padre, el médico traumatólogo Juan Requesens Gruber, como su hermana Rafaela tomaron la voz encargada de denunciar todas las tropelías cometidas en contra del parlamentario y su familia.

Además, su propia familia fue quien se encargó de llevar la cuenta de los días de secuestro por parte del régimen, los cuales terminaron este viernes 28 de agosto, cuando le fue otorgada una medida de casa por cárcel.

Casa por cárcel

Desde la mañana de este viernes se corría el rumor de su excarcelación por las redes sociales y en los medios de comunicación. Aunque su hermana respondió que todos eran falsos y que el parlamentario aún se encontraba detenido en el Sebin.

Sin embargo, en horas de la tarde, fue la propia Rafaela quien confirmó la información, pues ya Juan estaba en su casa.

Ante esto, la exdirigente estudiantil aseguró que tanto ella, como su familia, seguirán luchando hasta lograr la libertad plena del parlamentario.

«¿Estamos contentos? Sí. Ustedes también lo estarían. Pero tenemos MUY claro que Juan NO ES LIBRE AÚN y no vamos a dejar de luchar hasta que él y toda Venezuela lo sean.», escribió Rafaela Requesens en su cuenta de Twitter.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.