La historia de un hombre que aceptó trabajo por dólares y le dieron bolívares

Humberto Ospina tiene 84 años y vive en Palmira, Valle del Cauca, Colombia. Su historia recorrió el mundo luego de que el pasado fin de semana hiciera un trabajo por el que le pagaron en bolívares fuertes.

El hombre, en su desconocimiento, fue engañado, y quien le entregó ese dinero por haber hecho la labor en la plaza de la localidad le dio a entender que se trataba de dólares.

Cuando llegó al mostrador de una casa de cambios le recibió Camilo Guzmán, quien aseguró al diario colombiano Semana Noticias que quedó perplejo al ver los billetes.

“Él llegó y me preguntó: ‘¿A cómo está el valor del dólar?‘. Procedo a cambiárselos y al recibir el dinero me quedé estupefacto porque vi que no eran dólares, si no bolívares fuertes, y le expresó que, sencillamente, es una moneda no comercial que está devaluada, fuera del mercado. ‘Esta plata no sirve‘, le respondí. Pensó que yo le estaba tomando el pelo, que le estaba molestando. Automáticamente se me arrugó el corazón, ¿cómo le hacen esto a un señor de tan alta edad?”, dijo Camilo, indignado.

El valor de los 500 bolívares que Humberto creía eran 500 dólares y por los que hubiera obtenido 1.640.000 pesos, era realmente de 74 pesos. “Que venga con esa ilusión feliz a recoger lo que ha hecho con su trabajo para que le digan “mire, es que esto no vale nada”. Él se puso muy triste y le dije que denunciara el hecho porque fue lo único que pude hacer como trabajador de la casa de cambio”, explicó Camilo, quien tomó la decisión de hacer un hilo a través de Twitter para dar a conocer la historia y buscar ayuda para el hombre.

El hombre no puso denuncia ante las autoridades competentes, pero la Policía junto con la Secretaría de Acción Social de Palmira decidió tomar cartas en el asunto para colaborarles a Humberto y a su esposa María, quienes viven en una situación de vulnerabilidad económica.

Al conocerse su noticia, y gracias a la historia narrada por Camilo a través de sus redes sociales, varios ciudadanos han optado por donarle ropa, cobijas y hasta un colchón a Humberto.

El comandante de la Policía de Palmira aseguró que no hay forma de determinar quién engañó a don Humberto, pero están colaborando en la causa para recibir todos los donativos que se le quieran entregar al hombre.

Deja un comentario