“La presión de Venezuela ha sido intensa”: lo que dijo una fuente a EFE sobre el proceso contra Alex Saab en Cabo Verde

Una fuente confirmó a la agencia EFE que Cabo Verde recibió ya la solicitud formal de Estados Unidos para la extradición del empresario colombiano Alex Saab, acusado de ser testaferro de Nicolás Maduro.

La Procuraduría tiene ahora un plazo de 65 días, que cuenta a partir de este 12 de junio, para responder a la petición estadounidense.

“La respuesta de la PGR consistirá en una opinión judicial legalmente justificada que se dirigirá al Gobierno de Cabo Verde, que tomará su decisión”, explicó la fuente en Praia, capital de este país insular de África occidental, sobre el proceso.

Sin embargo, agregó la decisión final recaerá en el Tribunal de Apelaciones de Barlavento, que opera en la isla de San Vicente, y la defensa también puede apelar ante el Supremo Tribunal de Justicia (STJ).

Aunque se mostró confiada en que la decisión final debería ser favorable a la extradición, la fuente dejó abierta la posibilidad de una sentencia judicial en contra y, en ese caso, Estados Unidos “sabrá comprender” ese fallo porque conoce que en Cabo Verde “los tribunales actúan de manera independiente (…), sin interferencia del poder político u otros intereses”.

Sobre los aspectos diplomáticos del caso, matizó: “Estados Unidos no ha intentado influir en la decisión a su favor”, mientras que “la presión de Venezuela ha sido intensa”.

Saab, nacido en la ciudad colombiana de Barranquilla y de origen libanés, está relacionado con varias empresas, entre ellas Group Grand Limited (GGL), acusada de suministrar con sobreprecios al régimen de Maduro alimentos y víveres para los gubernamentales Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Un funcionario del Gobierno estadounidense indicó en julio de 2019 que con los CLAP, el empresario colombiano y tres hijastros de Maduro se lucraron, al parecer, con “cientos de millones de dólares”.

Washington también presentó cargos en julio pasado contra Saab y su mano derecha, Álvaro Enrique Pulido, a quienes acusa de blanquear hasta 350 millones de dólares supuestamente defraudados a través del sistema de control cambiario en Venezuela.

Con información de EFE

Deja un comentario