La red de espías infiltrados por el régimen de Nicolás Maduro en Colombia

Foto: El Tiempo

El gobierno de Colombia detectó una red de espías infiltrados por el régimen de Nicolás Maduro de más de 20 miembros de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y del Servicio de Inteligencia Bolivariano (Sebín).

Según reveló el diario El Tiempo este grupo tenía como objetivo atentar contra opositores y realizar acciones de desestabilización.

Al principio, los oficiales de inteligencia creyeron que el ingreso de los funcionarios activos al vecino país era puntual y esporádicos. Pero luego detectaron un modus operandi.

Willian Alexánder Márquez Pérez, comisario jefe adjunto del Sebín San Cristóbal, es uno de ellos. También se detectó la presencia de Felipe José Bustamante Pérez, con su mismo rango, y de Armando Darío Guerra Ramírez, Eduardo Hernández Hernández, Gilbert René Vivas Colmenares. Hasta la fecha, en la lista se suman 29 miembros de ese cuerpo de inteligencia.

“Por el carácter de los cargos que ostentan y la ubicación estratégica de la base de inteligencia territorial de San Cristóbal, a la que pertenecen, se puede aseverar que su trabajo está orientado a infiltrar organismos de inteligencia, autoridades militares y policiales en Colombia con el fin de obtener información privilegiada del Gobierno Nacional y el sector defensa”, se lee un documento al que tuvo acceso El Tiempo.

Todos tramitaron y obtuvieron la llamada tarjeta de movilidad fronteriza (TMF) que Colombia habilitó para que ciudadanos residentes en Venezuela puedan movilizarse libremente por las zonas de frontera.

El Tiempo estableció que, consultadas las bases de datos de Migración Colombia, ya existe la alerta de que ninguno de los 29 venezolanos vinculados al Sebín con esa tarjeta se encuentran legalmente en Colombia.

Y fuentes cercanas a la entidad advirtieron que los documentos que facilitarían la movilidad de estas personas por zona de frontera ya fueron suspendidos.

En el caso de los 29 del Sebín, sus nombres se cruzaron con documentos oficiales de ese organismo que señalan jerarquía, cédula y estatus de todos sus miembros activos.

Con el uso de las tarjetas buscaban evadir los controles de Migración Colombia y autoridades policiales. Además, les permitía transitar libremente en la frontera.

“Los espías venezolanos tienen como base jurisdiccional Cúcuta y municipios aledaños, desde donde realizan actividades de espionaje, control ilegal de pasos irregulares (trochas), seguimiento a opositores y desertores militares del régimen y reclutamiento de colaboradores”, dice el informe.

Además, señala que estos venezolanos pudieran ser los responsables de la incitación a la población civil en la frontera para realizar actos de subversión en contra de la Fuerza Pública.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.