Las nuevas medidas que implementa el gobierno de EE UU para frenar la propagación del covid-19

La OMS reporta el mayor aumento de casos de coronavirus en un solo día
Las personas se hacen la prueba de COVID-19 en un sitio de prueba conducido por la organización de justicia migratoria del Movimiento Puente el sábado 20 de junio de 2020 en Phoenix. Los latinos son especialmente vulnerables a las infecciones porque tienden a vivir en espacios reducidos con múltiples miembros de la familia y tienen trabajos que los exponen a otros. También tienen una mayor incidencia de afecciones de salud como diabetes que los ponen en mayor riesgo de contraer COVID-19.

El gobierno de Estados Unidos adoptó nuevas medidas para frenar la propagación del COVID-19 en el país y uno de los objetivos es reducir el contacto social en los estados con más repunte de casos nuevos, como en Florida, donde este sábado se contabilizaron 10.328 casos nuevos y 90 fallecimientos.

Las autoridades de Miami-Dade y sus ciudades, así como las de otros dos condados del sur de Florida, Broward y Palm Beach, con 1.298 y 684 casos nuevos hoy cada uno, anunciaron medidas para tratar de frenar el avance del COVID-19 sin ordenar una nueva cuarentena que tendría efectos nefastos en la economía y el empleo, reseñó EFE.

Mascarillas obligatorias, límites a las concentraciones de personas no solo en ámbitos públicos y toques de queda desde más temprano son la combinación favorita en estos paquetes.

En Miami Beach desde este domingo los residentes y turistas que quieran divertirse, con las restricciones de rigor, en la zona de restaurantes, bares, discotecas y clubes de South Beach solo podrán hacerlo hasta las 20.00 hora local.

A esa hora comenzará un toque de queda que en otras ciudades de Miami-Dade comienza a las 20.00 hora local y que no rige para trabajadores esenciales, entre otras excepciones.

Además, las reuniones en domicilios particulares están limitadas a diez personas y los infractores pueden enfrentar cargos penales.

Las fiestas juveniles que han proliferado con la reapertura de los estados después del confinamiento son una de las actividades sociales que más preocupan a los médicos y responsables de salud pública en todo Estados Unidos.

Una concentración no juvenil pero preocupante igualmente, la convención estatal del Partido Republicano de Texas, el cuarto estado del país con más contagios, recibió un «no» de la justicia.

«En medio de una pandemia, las puertas de la convención estatal republicana permanecen cerradas», dijo el alcalde de Houston, el demócrata Sylvester Turner, al anunciar este sábado el fallo de un tribunal de apelaciones en su cuenta de Twitter.

Miami-Dade

En la ciudad de Miami desde el lunes 20 de julio no llevar mascarilla en público será castigado con una multa desde la primera vez, una medida que rige ya en todo el condado de Miami-Dade.

Hasta ahora la primera vez que alguien al que la policía descubría sin mascarilla era simplemente apercibido.

En el vecino condado de Broward desde este viernes está efectivo un toque de queda desde las 11:00 de la noche, como parte de un paquete de restricciones dirigido a reducir el número de casos positivos.

El repunte del coronavirus está poniendo bajo una gran presión al sistema de salud de Florida, aunque no se ha llegado al colapso.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció este domingo la llegada en 48 a 72 horas de 30.000 viales más del fármaco remdesivir, con el que se podrá ayudar a 5.000 o más enfermos del COVID-19.

Aunque el número de casos positivos siga aumentando, Florida esta en una posición mejor que hace dos semanas, según DeSantis, pues actualmente 11% de las pruebas dan positivo, un porcentaje que llego a ser 16%.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.