Manuel Merino juró como presidente de Perú y anunció un gabinete de consenso

Congreso de Perú

Manuel Merino juró este martes como presidente de Perú ante el pleno del Congreso tras la destitución de Martín Vizcarra por las acusaciones de corrupción que pesan sobre el político.

En una ceremonia realizada en el hemiciclo parlamentario, el primer vicepresidente del Congreso Luis Valdez le tomó juramento a Merino, que era hasta ayer el titular del Legislativo, y le colocó la banda que lo identifica como jefe de Estado.

Merino, quien completará el cargo del periodo 2016-2021 para el que fue elegido originalmente el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, ratificó que respetará la fecha de los comicios generales del próximo 11 de abril de 2021.

El mandatario de 59 años de edad, asumirá la Presidencia hasta el 28 de julio de 2021, fecha en la que entregará el poder al candidato que resulte elegido en los comicios generales convocados para el 11 de abril de 2021.

«Se tiene que respetar el calendario electoral, nadie puede cambiar la fecha convocada al 11 de abril de 2021. Nuestro compromiso es llevar una transición democrática», expresó Merino.

Además, dijo que la única manera de salir juntos de la crisis política, moral, económica y sanitaria es haciendo una amplia convocatoria no solo con las fuerzas políticas democráticas del país, sino a las organizaciones de la sociedad civil para formar a gabinete de consenso, integrado por las personas más calificadas sin distinciones de colares políticos, reseñó El Comercio de Perú-

Este nuevo Congreso fue elegido para un periodo que culminará el 28 de julio de 2021, cuando asuma el que será elegido en abril próximo.

Sobre la crisis generada por el coronavirus, el mandatario dijo que mantendrá, en la medida de lo posible, a los equipos que tienen la responsabilidad de afrontar la pandemia en la primera línea de batalla y que es «imprescindible corregir los errores» para «dejar de ser el país con el peor manejo de la pandemia».

Igualmente, Merino afirmó que durante su gestión se continuará con la reactivación económica, fortaleciendo a las empresas grandes y pequeñas, y con la creación de puestos de trabajo perdidos por la pandemia.

«No hay nada que celebrar, es un momento muy difícil para el país», reflexionó.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.