María Corina Machado y otros líderes opositores pidieron acción internacional que devuelva la paz a Venezuela

líderes

El pasado miércoles 17 de junio la coordinadora nacional de Vente Venezuela, María Corina Machado, junto a Antonio Ledezma, Diego Arria, Humberto Calderón Berti, Asdrúbal Aguiar, Enrique Aristegueta Gramcko y Carlos Ortega publicaron un comunicado en donde exigen a los países del mundo una «acción internacional que devuelva la paz a Venezuela».

En el texto estos líderes aseguraron que «el territorio venezolano permanece bajo control fáctico de regímenes extranjeros despósticos (Cuba, Rusia, China, Irán) y organizaciones terroristas narcotraficantes (Hezbollah, Hamás, las FARC y el ELN)».

«Transformado en el país más violento de la región – 60,3 víctimas fatales por cada 100.000 habitantes – al punto de frisar las 349.545 muertes durante sus dos últimas décadas, a su crisis humanitaria compleja se le agregan ahora los efectos devastadores de la pandemia mundial del coronavirus, junto a la total paralización de sus actividades», se lee en el citado texto.

Asimismo la misiva indicó que «la verdad de Venezuela no acepta maquillajes». «Ha de llamar la sensibilidad y al escándalo del mundo democrático, por sobre la hora menguada que viven todos los países hoy sujetos a cuarentena», agregó.

En este sentido los líderes afirmaron que los venezolanos han agotado todas las vías pacíficas posibles para rescatar a Venezuela. «Hemos participado de todas las formas de diálogo, negociaciones, experimentos electorales y hasta de simulación constitucional sugeridos por los grupos internacionales y personalidades que se han ocupado de lo nuestro», agregó.

«Urge otro destino que sea de esperanza y en dignidad para los venezolanos. Cabe conjurar el uso del territorio nuestro como base de fuerzas del terrorismo y la criminalidad transnacional asociadas a los intereses de gobiernos foráneos, sea Irán o Rusia, China y Cuba, desde donde se implementa la palmaria y señalada estrategia global de destrucción de la civilización de las libertades», continúa el comunicado.

Por último los líderes hicieron mención de instrumentos legales que ampararían una eventual intervención como el R2P (Responsabilidad para Proteger), las obligaciones que impone la Convención de Palermo contra la Delincuencia Organizada Transnacional, y en lo regional, el apoyo que a la acción colectiva multilateral facilita el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR). «No pueden permanecer más como letras muertas», concluyen los líderes.

Deja un comentario