Migrantes venezolanos caminan miles de kilómetros para retornar a Venezuela por el coronavirus

Migrantes venezolanos
AFP

Migrantes venezolanos caminan miles de millas de regreso a Venezuela ante la pandemia del Covid-19 que les ha impedido trabajar y obtener el dinero necesario para subsistir.

La agencia estadounidense de noticias Bloomberg reseñó la historia de Joe Urbaneja, un venezolano de 45 años de edad, perdió su trabajo de 10 dólares por día en un taller en Popayán, en el suroeste de Colombia, cuando comenzó la crisis por el nuevo coronavirus

Él salió a pie sendero arriba y caminó por los mismos valles y picos sofocantes barridos por el viento que ya había cruzado un año antes para llega a Colombia proveniente de Venezuela.

Su hijo y la nuera también se quedaron sin empleo, por lo que salieron juntos con la nieta de Urbaneja, de dos años.

Perdimos nuestros trabajos, perdimos nuestra casa, perdimos todo, y ahora estamos caminando de nuevo”, contó Urbaneja en una carretera en Bogotá.

Explicó que la situación en Venezuela es peor que en el vecino país, pero por las condiciones creadas por el virus prefieren regresar.

El reportaje también reseña la historia de Zuleika Pena, quien solía pedir dinero en Bogotá. Contó que los ingresos han desaparecido porque las calles están desiertas por la orden de cuarentena impuesta por el gobierno de Iván Duque.

Está preocupada por ser desalojada de su albergue junto con sus tres hijos. “Si llegas un día tarde, te echan a la calle con tus hijos”, aseguró Peña.

Peña vive en Santa Fe, uno de los barrios más peligrosos de Bogotá, y dijo que vio a un vecino golpeado con palos durante un reciente desalojo. Muchas personas en su posición no tienen más opción que regresar a casa.

“En Venezuela, podrían tener más de una red de apoyo a la que recurrir, pero Venezuela será uno de los lugares más afectados por el Covid-19, considerando que su sistema de atención médica colapsó hace años», aseguró Jessica Bolter, analista en el Migration Policy Institute, un grupo de expertos con sede en Washington.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.