El milagro que impulsó la beatificación de José Gregorio Hernández

milagro

Fue el milagro de Yaxury Solórzano el que impulsó definitivamente la beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, conocido como «el médico de los pobres».

El 10 de marzo de 2017, la pequeña Yaxury tenía 10 años, iba en una moto en compañía de su padre por el caserío Mangas Coveras, del estado Guárico, cuando fueron interceptados por unos delincuentes que le dispararon a la niña que recibió una bala en la cabeza, dejándola gravemente herida.

Después de 48 la niña fue sometida a una intervención quirúrgica de cráneo, en el Hospital Pablo Acosta Ortiz, debido a que en el centro asistencial no había neurocirujano. Días después de la operación, comenzó a rechazar la intubación y comenzó a tener una reacción positiva, por lo que 20 días después la niña estuvo completamente sana sin presentar ninguna complicación, lo que fue considerado como un milagro.

En el 2018 el milagro fue calificado como inexplicable cuando una tomografía mostró que la niña presentaba una lesión en el cerebro pero se encuentra totalmente asintomática y sin secuelas del accidente.

El pasado 11 de enero del 2020, se realizó la última sesión en la sede de la Conferencia Episcopal, en Caracas, donde el cardenal Baltazar Porras firmó y selló el dossier y las copias que se entregaron al Vaticano para su beatificación, por los milagros que ha realizado.

Este viernes, el Papa Francisco en audiencia con el cardenal Angelo Becciu, autorizó los decretos que reconocen como beato al doctor José Gregorio Hernández.

«El rostro de Yaxury Solórzano tiene un reflejo: el signo de la gracia de Dios» expresó el cardenal Baltazar Porras en una ocasión donde le fue obsequiada una medalla de «el médico de los pobres» al presentarla ante el clero caraqueño. «Vemos la presencia cercana del señor, que se manifiesta muchas veces de forma inesperada, lo que es el signo de la gracia, de la alegría y de la salud», destacó el Cardenal.

Deja un comentario