Así serán las misas desde el próximo #01Nov

misa

Las Arquidiócesis del país iniciarán el próximo domingo 01 de noviembre lo que consideraron una «prueba piloto y progresiva» con las celebraciones de las misas en áreas abiertas y siguiendo un estricto protocolo de bioseguridad, con el que se espera retomar los oficios religiosos suspendidos por la Santa Sede desde marzo pasado.

El pasado domingo 25 de octubre la Arquidiócesis de Mérida extendió a sus homólogas del resto del país el protocolo especial con las normas de bioseguridad que deberán cumplir en esta fase los sacerdotes y feligreses en cuanto a la realización de la eucaristía, así como la continuación de la suspensión del resto de las celebraciones sacramentales hasta nuevo aviso.

En este sentido, la institución reconoció como «un gran momento» el retomar las celebraciones de las misas para lo cual consideran «estaban preparados». Sin embargo, hicieron un llamado a los sacerdotes y feligreses a continuar cumpliendo con las normas sanitarias como «cristianos».

Desde el pasado mes de marzo, la Santa Sede suspendió «temporalmente» la presencia de los fieles en todas las misas, así como la participación en los demás sacramentos desde ese mes por el avance de los contagios por la pandemia del COVID-19, lo que para el equipo de la Arquidiócesis de Mérida “no fue fácil aceptar la normativa de cerrar los templos y celebrar la Eucaristía de manera privada y sin fieles”.

Es por eso que hacen un llamado a los fieles a acrecentar como cristianos el “compromiso de corresponsabilidad” ayudándose los unos a los otros en el salvaguardo de la integridad y salud.

Estas serían las normativas para la celebración de la misa desde el próximo 01 de noviembre:

  • Se realizarán únicamente y de manera simultánea en todas las Arquidiócesis los días domingos, a las 11:00 de la mañana para aprovechar la luz solar. No habrá celebraciones en otros horarios, ni auto misas.
  • Los templos permanecerán cerrados, y la eucaristía se realizará en espacio abierto, según las normas establecidas en este protocolo.
  • Los párrocos deben evaluar con la comunidad los lugares al aire libre donde celebrar la misa, que permita guardar el distanciamiento físico de un metro, aproximadamente.
  • El sacerdote celebrante debe dar el ejemplo con el uso de mascarillas, caretas, tapabocas, desinfección constante de las manos antes de la celebración, previo a repartir la comunión y al finalizar la misa.
  • La eucaristía debe durar entre 30 y 40 minutos y debe omitir los cantos, aunque puede llevar música de fondo que los fieles no conozcan para evitar que se quiten el tapabocas para cantar y así evitar contagios. También deben procurar que los fieles permanezcan de pie, salvaguardando la distancia física. Niños y ancianos pueden llevar un banco o silla.
  • Cada parroquia considerará sus particularidades en cuanto a conformar un equipo para las normas de seguridad y que éstos garanticen los insumos para la desinfección respectiva.
  • El resto de la semana los fieles no podrán permanecer en las celebraciones, ni en los templos abiertos.

Respecto a otras celebraciones, la institución de la Iglesia Católica aclaró que siguen suspendidas hasta nuevo aviso.

«Confesiones, primeras comuniones, confirmaciones, matrimonios, bautizos, misas de grado, entre otras, continúan temporalmente suspendidas aunque se puede consultar casos especiales a la curia Arquidiocesana», expusieron.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.