Expresidente de Francia Nicolas Sarkozy condenado por corrupción y tráfico de influencias

Nicolas Sarkozy
Foto: Bertrand GUAY / AFP

El expresidente de Francia Nicolas Sarkozy fue condenado este lunes a 3 años de cárcel por corrupción y tráfico de influencias.

Pese a ello, Sarkozy, de 66 años de edad, no irá a prisión ya que su pena a un año de cárcel en firme puede ser conmutada y el tribunal no ordenó su arresto tras pronunciar el veredicto.

El francés se convirtió en el primer expresidente en recibir una pena de este tipo. Sarkozy, que repitió incansablemente durante su juicio que nunca ha cometido «el más mínimo acto de corrupción», escuchó su sentencia de pie frente al tribunal, aparentemente impasible.

El expresidente de derecha y sus abogados no hicieron ninguna declaración al salir de la sala.

El tribunal de París también condenó a la misma pena al exmagistrado, Gilbert Azibert, y al histórico abogado del expresidente, Thierry Herzog. Este último también fue condenado a una inhabilitación profesional de 5 años.

Los jueces dictaminaron que hubo un «pacto de corrupción» entre Sarkozy, Herzog y Azibert.

Las penas son inferiores a las que había solicitado la fiscalía: cuatro años de prisión, dos de los cuales firmes, alegando que la imagen presidencial se había visto «afectada» por este caso que tuvo «efectos devastadores».

Sarkozy fue condenado por haber intentado corromper, junto con Herzog, a Azibert, cuando éste era juez del Tribunal Supremo, reseñó AFP.

Según la acusación, el exmandatario buscaba obtener informaciones cubiertas por el secreto profesional e influir en las diligencias abiertas ante la alta jurisdicción relacionada con el denominado caso Bettencourt.

A cambio, habría ofrecido a Azibert su ayuda para obtener un puesto de prestigio al que éste aspiraba en Mónaco, aunque nunca lo consiguió.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.