Petróleo de Nabarima no podrá ser trasegado sin aprobación de Pdvsa

nabarima

Las denuncias de riesgo de hundimiento de la plataforma de almacenamiento de petróleo, Nabarima, comenzaron en agosto de 2020. La primera fue realizada el 30 de agosto por el dirigente sindical petrolero, Eudis Girot. 

Este buque pertenece a Petróleos de Venezuela (PDVSA), pero la administración es manejada por Petrosucre, filial de Pdvsa y empresa mixta con capital accionario entre Pdvsa y la petrolera italiana ENI. Pdvsa posee 64% de las acciones, mientras que, ENI posee 26%.

Pdvsa y la petrolera italiana ENI son los responsables en caso de que ocurra un derrame petrolero. Por lo que, ENI emitió un comunicado asegurando que está lista para realizar actividades que garanticen la descarga segura del petróleo de Nabarima.

Un vocero de la oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU afirmó que ENI no correría riesgos de ser sancionada en caso de que deban realizar reparaciones de emergencia en el Nabarima.

Sin embargo, la petrolera italiana reiteró que llevará a cabo su plan de reparación una vez que Pdvsa lo apruebe.

Por ser el accionista mayoritario y el operador, sin la aprobación de Pdvsa, el petróleo a bordo del Nabarima no puede ser descargado.

Un vocero de ENI indicó a Runrun.es que el operador es quien toma las decisiones de qué actividades se realizan dentro de la embarcación.

Nabarima contiene 1.101.850 barriles de petróleo a bordo. Tras una falla en la única bomba de achique de la plataforma, Nabarima corría riesgo de hundirse de nuevo.

Trinidad y Tobago podría ser de las entidades más afectadas en caso de que Nabarima se hunda y ocurra un derrame petrolero. Debido a esto, el gobierno trinitario envió un equipo técnico para evaluar la situación de la embarcación el 23 de octubre de 2020.

El ministro de Industria y Energía de Trinidad y Tobago, Frankling Khan, afirmó que tras realizar una inspección a la embarcación, el equipo no encontró indicios de inclinación que pudiera llevar a su hundimiento o riesgo de fuga de combustible.

A pesar de la conclusión del estudio, Trinidad y Tobago continuará monitoreando la situación y se mantendrá en comunicación con las autoridades venezolanas para asegurarse de que no existan riesgos.

Con información de RunRun.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.