Por qué la posible extradición de Alex Saab a EE UU preocupa al régimen

La posible extradición del empresario Alex Saab genera temor en el Palacio de Miraflores por lo que el colombiano podría revelar en Estados Unidos sobre el régimen de Nicolás Maduro.

María Alexandra Semprún, experta en ciencias políticas y profesora de la Universidad Rafael Urdaneta, da por sentado que existe ese temor porque Saab podría revelar contundentes detalles a cambio de una conmutación de su eventual condena, si Cabo Verde lo extradita.

“Saab va a estar a puertas cerradas con la justicia norteamericana y en Estados Unidos existe la negociación entre su fiscalía y sus acusados. La presión de estar encarcelado allí es muy fuerte”, analiza en entrevista con la Voz de América.

Semprún resalta que la destreza de los interrogatorios realizados por fiscales y agentes de la justicia estadounidense goza de prestigio mundial, aún más cuando existen evidencias firmes de fraudes, lavado de dinero y narcotráfico.

“Ese miedo a lo que se pueda develar puede ser lo que haya inducido al gobierno venezolano a mover hasta la cancillería”, agregó.

Calificó como un error que la diplomacia del régimen se dedique abierta y activamente a procurar la liberación del ciudadano de 48 años de edad nacido en Barranquilla.

Afirmó que esto representa que hay una contradicción de derecho internacional porque la Cancillería de un país no es un organismo en defensa de los derechos humanos. A su juicio, es algo absurdo que no tiene sentido jurídico.

El madurismo también intenta frenar la eventual extradición de Saab a Estados Unidos por “pseudo orgullo nacionalista”, a juicio de Giulio Cellini, abogado de la Universidad Católica Andrés Bello y experto en relaciones internacionales.

“En el orden político sería una derrota para el chavismo”, declaró a la VOA Cellini, quien, además, nota preocupación en Caracas sobre la posible colaboración de Saab con la justicia estadounidense.

Se dice impresionado por el despliegue diplomático de Venezuela para defender a Saab. Calificó de bochorno las gestiones de Arreaza y Maduro. A su juicio, dejan mal parado a Venezuela porque lo presenta como un país que defiende a una persona imputada por delitos de blanqueo de capitales y corrupción.

“Es una persona que no representa los intereses del país, sino de un grupo de personas unidas por intereses económicos y corruptos”, remarcó, antes de prever que la extradición de Saab constituiría un golpe fuerte a Maduro.

Con información de Voz de América

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.