#RCTVHack | Cómo y por qué proteger tu tarjeta de vacunación

#RCTVHack | Cómo y por qué proteger tu tarjeta de vacunación

Si ya te vacunaste o iniciaste el proceso de vacunación con la primera dosis de la vacuna, estés donde estés, probablemente seas portador del documento más popular del momento: una tarjeta de vacunación que demuestra que perteneces al club de los que se han inmunizado contra Covid-19.

Usaremos de ejemplo el caso de EE UU, donde el proceso de vacunación avanza aceleradamente. Todos los que reciben una vacuna también se les entrega una tarjeta estandarizada de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). En el documento está escrito el nombre del paciente, su número de historia clínica y la información sobre la vacuna que se le administró.

#RCTVHack | Cómo y por qué proteger tu tarjeta de vacunación 1
#RCTVHack | Cómo y por qué proteger tu tarjeta de vacunación 2

Esta tarjeta es necesaria para recibir la segunda dosis de la vacuna, para quienes la necesiten, y actúa como prueba de que el paciente ha sido inmunizado contra Covid-19. Si bien no es necesariamente un documento oficial, al menos todavía no, y no está claro si será necesario o dónde (por ejemplo, para viajar), los CDC recomiendan conservar la tarjeta y llevarla a todas las citas médicas futuras.

¿Debería plastificar mi tarjeta de vacunas?
Ya sea como un recordatorio totémico de que la humanidad se unió y creó una vacuna para Covid-19 en menos de un año, o simplemente como una forma potencial de desbloquear tu próximo viaje al extranjero, el instinto de hacer que la tarjeta sea más resistente a daños accidentales es totalmente comprensible. Después de todo, es solo una hoja, razón por la cual en muchos lugares se entrega en una bolsa ziploc impermeable.

Una forma en que la gente ha encontrado algo de protección a su tarjeta de vacunación es laminándola. Como dato curioso, si estás en EE UU, la cadena de suministros de oficina Staples se ha ofrecido a plastificar la tarjeta de forma gratuita.

En primer lugar, debes resistir la tentación de plastificar la tarjeta después de la primera dosis de una vacuna ya que necesitarás recibir la segunda dosis si el caso aplica. Pero incluso después de que se complete el proceso, todavía no sabemos si habrá necesidad de inyecciones de refuerzo el próximo año y si habrá que agregarlas a la tarjeta.

Por suerte, Internet ya tiene muchas soluciones para proteger tu tarjeta de cualquier accidente. Puedes optar por un protector de plástico que sea del tamaño adecuado, u obtener una funda para tarjetas.

Luego está la opción de comprar una tarjeta de reemplazo que tenga los detalles de tu tarjeta de vacuna, para que puedas quedarte con la original en casa. Es decir, si no te importa gastar US$19 por la copia no oficial de tu tarjeta de vacunación.

¿Debo tomar una foto de mi tarjeta de vacunación?
El CDC alienta a los pacientes a que tomen una fotografía de su tarjeta de vacunación y la guarden para sus registros. Guardarlo en su teléfono, hacer una copia de seguridad, enviarla por email, todas estas son buenas opciones para asegurarse de que, en caso de que extravíe su tarjeta, puedas encontrar el número de paciente y toda la información de la vacuna.

Lo que sí es importante tomar en cuenta es que no se recomienda compartir tu tarjeta en las redes sociales. La Comisión Federal de Comercio de EE UU, advierte que esto puede conducir al robo de identidad; después de todo, tiene tu nombre y fecha de nacimiento, así como otra información, como la ubicación de la vacuna, que podría usarse para encontrar otros datos confidenciales.

“Piénselo de esta manera: el robo de identidad funciona como un rompecabezas, compuesto de piezas de información personal. No quieres darles a los ladrones de identidad las piezas que necesitan para terminar la imagen», se lee en el sitio de la comisión.

Además, existe la preocupación de que los estafadores puedan comenzar a vender tarjetas de vacunación falsas, lo que ya ha sucedido en el Reino Unido.

¿Qué debo hacer si pierdo mi tarjeta de vacunación Covid-19?
Laminación, estuches elegantes, fotografías: todas estas son grandes precauciones, pero los accidentes ocurren.

¿Tendrías que colocarme la vacuna de nuevo? No, no es necesario. Hay una manera de obtener un reemplazo, o al menos localizar tu número de registro médico y, por lo tanto, la información de la vacuna, aunque no pierdes nada tomando todas las precauciones y respaldar tu documento auque sea vía digital.

Si se perdió o no te dieron tu tarjeta de vacunación por alguna razón, primero intenta comunicarte con el sitio donde recibiste la vacuna, y sigue sus instrucciones sobre cómo obtener una tarjeta o reemplazarla. Si no puedes hablar directamente con el sitio de vacunación, puedes comunicarte con el Sistema de Información de Inmunización (IIS) de tu estado; ellos deberían poder ubicar tus registros.

Si eso tampoco funciona, los CDC recomiendan que aquellos que aún necesitan una segunda dosis se comuniquen con un proveedor de vacunas para evaluar sus opciones. Para evitar este escenario, los CDC también recomiendan inscribirse en servicios de seguimiento digital como VaxText y v-safe, para que tu información se guarde en su base de datos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.