Rusia admitió que no tiene capacidad para satisfacer la demanda internacional de la Sputnik V

rusia

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, admitió este jueves 18 de febrero que Rusia no tiene la capacidad para satisfacer la demanda internacional de la vacuna contra el COVID-19 producida en ese país, Sputnik V.

«La demanda de la vacuna rusa en el exterior es realmente alta. Es tan alta que supera considerablemente las capacidades productivas», destacó el portavoz durante su rueda de prensa diaria.

El representante del presidente ruso señaló que la campaña de vacunación nacional es la prioridad absoluta. “Se movilizaron todas las capacidades de producción, que en primera instancia trabajan para el mercado interno”, añadió.

Este jueves, el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, informó en su blog que en la capital rusa se inocularon cerca de 600.000 personas desde el inicio de la campaña. Resaltó, además, que la Sputnik V probó exitosamente su eficacia y seguridad en Rusia.

Además, añadió que muchos países se mostraron interesados en el fármaco. De acuerdo con el Fondo de Inversiones Directas de Rusia (FIDR), en la actualidad 27 países en Europa, América, Oriente Medio, África y Asia registraron oficialmente la Sputnik V. Peskov indicó al respecto que Rusia propuso a otros países producir la vacuna rusa.

El director del FIDR, Kiril Dmítriev, declaró al diario Financial Times que Rusia firmó contratos con 15 farmacéuticas de diez países que podrían producir alrededor de 1.400 millones de dosis. Estas servirían para inocular a 700 millones de personas.

Ante todo se trataría de producciones en China, la India, Corea del Sur e Irán, destinadas a la exportación a terceros, mientras que países como Serbia y Brasil producirán para consumo interno.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.