5 recetas de postres que no creerás que son ‘keto’

5 recetas de postres que no creerás que son ‘keto’

‘Keto’ y ‘postre’ generalmente no son dos palabras que van juntas. Pero con algunos intercambios de ingredientes simples, puede satisfacer a los golosos con esta dieta extremadamente alta en grasas y baja en carbohidratos.

Por ejemplo, puedes reemplazar la harina blanca con harina de almendras baja en carbohidratos o harina de coco. Del mismo modo, puedes sustituir el azúcar blanco por edulcorantes como extracto de fruta de monje (monk fruit), stevia y eritritol para reducir los carbohidratos.

A pesar de que son recetas cetogénicas, deberás disfrutar de estas delicias con moderación y tomar en cuenta los carbohidratos netos proporcionados por cada receta. Eso se debe a que la dieta cetogénica es muy restrictiva. En la versión estándar de este plan de alimentación, del 80% al 90% de sus calorías provendrán de grasas, del 5% al 15% provendrán de proteínas y del 5% al 10% provendrán de carbohidratos. Por lo tanto, no es una buena idea para todos, y las personas que toman medicamentos deben ser especialmente cautelosos, según Diabetes.co.uk.

Además, muchas de estas recetas contienen polialcoholes (el eritritol es un ejemplo), y pueden contribuir al malestar gastrointestinal, según los autores de un artículo publicado en octubre de 2016 en el International Journal of Dentistry.

Te recomendamos el artículo: ¿Son los polialcoholes aptos para la dieta cetogénica?

Galletas ‘Keto’ con chispas de chocolate 

La galleta con chispas de chocolate es un postre básico en cualquier situación. Esta receta combina ingredientes bajos en carbohidratos, incluida la harina de almendras y el eritritol en polvo o stevia, que hacen posible disfrutar esta delicia sin sacar a tu cuerpo del estado de cetosis, que es el modo de quemar grasa en la dieta keto, de acuerdo con Harvard Health Publishing. Por galleta, obtendrás 2,1 gramos (g) de carbohidratos netos.

Ingredientes

1 taza de harina de almendras finamente molida

2- 4 cucharadas de chispas de chocolate sin azúcar

2 cucharadas de eritritol en polvo o equivalente (stevia)

1/4 cucharadita de sal

1/8 cucharadita de bicarbonato de sodio

2 cucharadas de aceite de coco

1 cucharadita de extracto puro de vainilla

2-3 cucharaditas de leche vegetal de tu elección.

Preparación

Precalienta el horno a 325F. Mezcla bien los ingredientes secos, luego agrega el resto para formar una masa. Forma las galletas y coloca en una bandeja y hornea en la rejilla central de 10-12 minutos. Deja enfriar 10 minutos más antes de manipular, ya que son muy delicadas recién salidas del horn, pero se reafirman por completo una vez que están frías. 

Merengada ‘Keto’ de Chocolate 

Nada combina mejor con las galletas que un vaso frío de leche con chocolate. Pero para que no haya remordimientos con esta receta podrás disfrutar de un rico y cremoso vaso con solo 3.5 g de carbohidratos netos por porción.

Ingredientes

1 cda. de cacao en polvo (sin azúcar)

1-2 cdas. de agua caliente

1 taza de leche de almendras (sin azúcar)

3 cdas. de crema espesa

6 – 8 gotas de edulcorante líquido de fruta de monje o stevia

Preparación

Mezcla el cacao con una cucharada de agua caliente en un tazón pequeño hasta que forme una textura como de sirope. Si es necesario, agrega una cucharadita a la vez hasta que se forme la consistencia deseada. Vierte la leche de almendras, la crema espesa y el edulcorante. Agregue el sirope de cacao, ¡y a disfrutar!

Cheesecake baja en carbos

No hay nada como una rebanada de un delicioso y cremoso cheesecake. Pero la receta estándar requiere montones de azúcar agregada y harina refinada. Por ejemplo, una sola pieza contiene 32.1 g de carbohidratos netos, según el USDA. Esta versión proporciona el mismo sabor pero corta los carbohidratos al usar harina de almendras y eritritol. Con solo ocho ingredientes, se puede preparar en 10 minutos. Además, una porción solo contiene 5g de carbohidratos netos.

Ingredientes

Para la corteza:

2 tazas de harina de almendra

⅓ de taza de mantequilla

3 cdas. de eritritol

1 cdta. de extracto de vainilla

Para el relleno:

32 onzas de queso crema 

1 ¼ de taza de eritritol en polvo

3 huevos

1 cda. de jugo de limon

1 cdta. de extracto de vainilla

Preparación

Precalentar el horno a 350F (177 grados C). Para hacer la masa, revuelve la harina de almendras, la mantequilla derretida, el eritritol y el extracto de vainilla en un tazón mediano, hasta que estén bien combinados. La masa estará ligeramente desmenuzable. Presione la masa en el fondo del molde previamente engrasado. Hornea durante unos 10-12 minutos, hasta que esté apenas dorado. Dejar enfriar al menos 10 minutos.

Mientras tanto, bate el queso crema y el edulcorante en polvo a velocidad baja a media hasta que quede esponjoso. Agrega los huevos uno a la vez. Finalmente, añade el jugo de limón y el extracto de vainilla. (Mantén la batidora de baja a media todo el tiempo; una velocidad demasiado alta introducirá demasiadas burbujas de aire, que no queremos).

Vierte el relleno en el molde sobre la corteza. Aplana la parte superior con una espátula. Hornee durante aproximadamente 45-55 minutos, hasta que el centro esté casi listo. Retira del horno. Si los bordes están pegados al molde, pasa un cuchillo alrededor del borde. Deja que enfríe a temperatura ambiente, luego refrigera durante al menos cuatro horas (preferiblemente durante la noche), hasta que esté completamente listo. (No intentes retirar el cheesecake del molde antes de enfriarlo).

Sirve con salsa de frambuesa fresca si lo deseas. 

Keto’ Peanut Butter Cups

Los amantes de los Reeses (chocolates con mantequilla de maní) amarán esta versión keto que solo contiene 3 g de carbohidratos netos, y son una opción fácil para darte un gusto a la hora de la merienda.

Capas de chocolate

10 oz de chocolate negro sin azúcar.

5 cucharadas de aceite de coco

1/2 cucharadita de extracto de vainilla 

Capa de mantequilla de maní

3 1/2 cucharadas de mantequilla de maní (cremosa)

2 cucharaditas de aceite de coco

4 cucharaditas de eritritol en polvo

1 1/2 cucharadita de harina de maní

1/8 cucharadita de extracto de vainilla (opcional)

1 pizca de sal marina (opcional, al gusto)

Preparación

Forra un molde para muffins con bolsas de papel encerado. Para la capa de chocolate inferior, caliente la mitad del chocolate (5 oz, 142 g) y la mitad del aceite de coco (2 1/2 cucharadas, 35 g) a baño de María. Revuelve con frecuencia hasta que se derrita. (También puedes calentar en el microondas, revolviendo a intervalos de 20 segundos). Agregue la mitad de la vainilla (1/4 cucharadita, 1 ml). Llena el fondo de los moldes de manera uniforme con chocolate (aproximadamente 2 cucharaditas (10 ml) en cada orificio). Congela por 10 minutos, hasta que al menos la parte superior esté firme.

Mientras tanto, para la capa de mantequilla de maní, caliente la mantequilla de maní y el aceite de coco a baño de María o microondas (el mismo método que el paso 2). 

Agregue el edulcorante en polvo, la harina de maní, la vainilla y la sal marina, hasta que quede suave. Ajusta el edulcorante y la sal al gusto si lo deseas.

Coloca una cucharadita de la mezcla de mantequilla de maní en el centro de cada orificio sobre la capa de chocolate. Se extenderá un poco en un círculo, pero no llegará a los bordes, que es lo que quieres. Congela por otros 10 minutos, hasta que al menos la parte superior esté firme.

Mientras tanto, prepara la capa superior de chocolate. Calienta el chocolate restante (5 oz, 142 g) y el aceite de coco restante (2 1/2 cucharadas, 35 g) con el mismo procedimiento. Agrega la vainilla restante (1/4 cucharadita, 1 ml). Vierte el chocolate en las tazas, sobre la capa de mantequilla de maní (aproximadamente 2 cucharaditas (10 ml) en cada una). El chocolate llenará el espacio vacío y también cubrirá la parte superior. Regrese al congelador durante al menos 20-30 minutos, hasta que esté completamente firme. Almacenar en el refrigerador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.