Push-up Ruso: un ejercicio que vale por un entrenamiento completo

Push Up ruso

Si eres de esas personas prácticas que buscan maximizar su tiempo en cualquier actividad diaria, o no eres tan fan del gimnasio pero igual cumples con tu bienestar, esta modalidad llamada Push-up Ruso, es para ti. Los expertos en entrenamiento corporal prometen que con este ejercicio, en tan solo una repetición (no exageran), podrás poner a trabajar tu cuerpo completo y alcanzar excelentes resultados. 

El Push-up Ruso es una mezcla entre una flexión y una plancha. Por separado, los dos movimientos son fáciles de ejecutar. Pero en esta secuencia, estás cambiando de un lado a otro entre los dos con movimientos rápidos e ininterrumpidos, algo que se ve mucho más fácil de lo que se lee, tal como lo podrás comprobar en el siguiente video. 

Además de fortalecer y tonificar tus brazos y hombros, completar el ejercicio con éxito también requiere la ayuda de todos los músculos de tu núcleo, especialmente cuando entras y sales de la posición de la plancha.

Si bien no ves flexiones rusas en los entrenamientos con mucha frecuencia, eso debería cambiar. Es claramente un ejercicio estelar digno de ser agregado a cualquier rutina. Solo hay una cosa que se debe tener en cuenta. Realízalo al final de tu entrenamiento, porque si lo haces al principio, no hay forma de que tengas suficiente energía para realizar el resto de las series.

Cómo hacer un Push-up Ruso

  1. Comienza en una posición de tabla con los hombros alineados con las muñecas.
  2. Baja en una flexión con tu pecho flotando sobre el piso.
  3. Cambia de nuevo a la posición de plancha.
  4. Vuelve a cambiar a una posición de flexión baja.
  5. Levántate de nuevo a una plancha alta.
  6. Bajar y repite sin tomar un descanso.

Antes de comenzar, asegúrate de hacer una flexión regular de la manera correcta:

Deja un comentario