Trabajadores de la salud protestaron frente al PNUD

trabajadores salud

Este jueves 30 de julio un grupo de trabajadores de la salud protestaron frente a la sede del Programa de Naciones Unidas (PNUD) en Caracas, con el objetivo de exigir apoyo para que el personal sanitario pueda enfrentar la crisis agudizada por la pandemia del COVID-19.

«Hospitales en crisis, trabajadores en crisis. Nosotros no tenemos cómo prestarle la protección debida a los venezolanos y el gobierno no ha hecho la inversión correspondiente, ni la hizo antes», declaró el secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud), Pablo Zambrano, a VPI TV.

Representantes de la Intergremial Sindical Nacional del Sector Salud entregaron una carta dirigida al secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, para denunciar que carecen de insumos para enfrentar la pandemia y perciben poco más de tres dólares mensuales por su trabajo, situación que les dificulta incluso el traslado hasta los centros asistenciales.

«Tenemos casos de compañeros que no tienen para pagar los pasajes, cambian parte de la bolsa de comida, un kilo de arroz, caraota o espagueti para ir a prestar el servicio y cuando no tienen van caminando a su trabajo», prosiguió Zambrano.

El dirigente gremial insistió en que los trabajadores de la salud están más expuestos al contagio por falta de protección y frente a la sede del PNUD instó a los actores políticos del país a llegar a «acuerdos mínimos» para buscar una solución que permita que la pandemia no afecte tan severamente a la población venezolana.

«Necesitamos del mundo. Hoy le decimos al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, que en Venezuela necesitamos que el mundo nos ayude a por lo menos tener un bono, de 100, 150 dólares, que nos permita que nosotros prestemos el servicio con dignidad. Si aquí en Venezuela hubo un acuerdo entre la Asamblea Nacional y el gobierno para prestar ayuda humanitaria, bueno, estamos necesitando esto. Ese convenio puede servir para lo mismo. Los recursos recuperados del exterior también pueden servir para la atención de los trabajadores y el servicio de salud», protestó Zambrano.

Por su parte, Yadira Rosales, bioanalista y directora general del comité ejecutivo de la Federación de Colegios de Bioanalista de Venezuela (Fecobiove), denunció que los centros de salud carecen de insumos servicios públicos óptimos y equipos de protección para la salud del personal.

«El primer derecho es a tener agua continua, permanente en todos los establecimientos, y carecemos de ella, carecemos de ingresos», destacó. Agregó que deben almacenar agua en envases en sus trabajos y que sus sueldos solo les alcanzan para comprar huevos y queso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.