Trump se despide de la presidencia de EE UU con la aprobación del programa de amparo a inmigrantes venezolanos

Trump se despide de la presidencia de EE UU con la aprobación del programa de amparo a inmigrantes venezolanos

La medida ofrece protecciones de deportación y permisos de trabajo a venezolanos en EE UU que no cuenten con status migratorio

En sus últimas horas en el cargo, el presidente Donald Trump firmó una orden ejecutiva que protege de la deportación a decenas de miles de refugiados venezolanos en EE UU.

El presidente saliente firmó la orden el martes por la noche en el marco del programa Salida forzada diferida para prohibir durante 18 meses la deportación de la mayoría de los venezolanos que buscan refugio del gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro en EE UU.

«La condición de deterioro dentro de Venezuela, que presenta una amenaza permanente a la seguridad nacional para la seguridad y el bienestar del pueblo estadounidense, justifica el aplazamiento de la expulsión de los ciudadanos venezolanos que están presentes en EE UU», dijo Trump en la orden.

Según la orden, aquellos venezolanos en EE UU que hasta el miércoles no hayan sido condenados por un delito mayor o más de dos delitos menores y cuya presencia no haya sido determinada por el secretario de Seguridad Nacional como contraria a los intereses de la nación, estarán protegidos de la deportación.

EE UU ha sancionado durante mucho tiempo a la nación socialista, pero ha aumentado sus esfuerzos bajo la administración Trump luego de la reelección de Maduro en 2018, que fue considerada ilegítima por la Asamblea Nacional venezolana.

Desde entonces, EE UU ha liderado una coalición de más de 55 países en apoyo de la presidencia interina del presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó.

El Departamento de Estado confirmó que el secretario de Estado de EE UU, Mike Pompeo, habló con Guaidó el lunes y reafirmó el compromiso de EE UU con el pueblo venezolano «mientras continúan enfrentando una de las peores crisis humanitarias del mundo creadas por el régimen ilegítimo de Maduro».

El martes temprano, Pompeo sancionó a una red petrolera a la que acusó de ayudar al régimen de Maduro a evadir las sanciones impuestas anteriormente.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados dijo que unos 4,5 millones de venezolanos han huido de la nación sudamericana desde 2014 debido a la violencia, la inflación, la guerra de pandillas, el crimen y la escasez de alimentos, medicinas y servicios esenciales: condiciones que Washington culpa a Maduro de crear al dirigir un gobierno corrupto. 

Desde 2007, Venezuela se ha clasificado con frecuencia entre las 10 principales naciones cuyos ciudadanos han presentado nuevas solicitudes de asilo afirmativas en EE UU, según el Servicio de Investigación del Congreso, que dijo que el número ha aumentado constantemente.

En los años fiscales 2017 y 2018, los ciudadanos venezolanos presentaron el mayor número de solicitudes, representando el 20% y el 27% de todas las solicitudes presentadas en esos años respectivos.

El representante Mario Díaz-Balart, republicano por Florida, agradeció al presidente en un comunicado por su «decisión trascendental».

«Como una de sus últimas decisiones en el cargo, el presidente Trump ha garantizado que aquellos venezolanos que buscaron seguridad en EE UU no serán devueltos a la dictadura, donde podrían ser objeto de persecución, abusos de derechos humanos o incluso la muerte», dijo. «La acción de hoy es una continuación adecuada de una política exterior que defiende los derechos humanos y la democracia mientras se enfrenta a los dictadores en nuestro hemisferio».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.