ASÍ ES | ¿Hace falta un Pacto de Punto Fijo?

Carlos Núñez García

Al concluir que existe el anhelo de un líder con ánimo y voluntad  de grandeza, enseguida me viene la pregunta: ¿Hace falta un Pacto de Punto Fijo?

Por Carlos Núñez García

Tomándome un café con Wessolosky, Villani y Sapene, en las buenas y extrañadas tertulias mañaneras, tocamos varias veces el tema de la inmadurez política de nuestros líderes, al punto de que los comparábamos con un novillero que se aparece en el ruedo  con un capote de papel para enfrentar a un miura de 700 kilogramos.

Y siempre la misma conclusión, en verdad un anhelo: hace tanta falta la batuta de un líder con ánimo y voluntad  de grandeza, y enseguida la pregunta: ¿Hace falta un Pacto de Punto Fijo?

Sentí como una verdadera necesidad traer a la mesa y en este momento ese histórico convenio político, para que las nuevas generaciones puedan entender lo importante y trascendental del mismo, el cual fue duramente satanizado como parte de la estrategia trazada por aquellos nefastos “notables“ y algunos medios de comunicación, para llevarnos a lo que hoy somos.

Para algunos, donde me cuento, el Pacto de Punto Fijo fue la alianza más importante entre los principales partidos políticos, para garantizar la gobernabilidad y el tránsito a una democracia estable.

Otros, como una vez le escuché decir a Alfredo Peña (+):  “el 31 de octubre de 1958 las cúpulas partidistas AD, Copei y URD firmaron el Pacto de Punto Fijo, que solo consistió en el reparto del poder luego de la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.”  Después entendimos esta postura…

Llamé a tres amigos estudiosos y defensores de la democracia venezolana y desde cada una de sus trincheras les hice tres preguntas: ¿qué es? ¿cuál fue el objetivo?, y ¿por qué ahora no se puede lograr un Pacto de Punto Fijo?

Alberto Arape, fue el primero de ellos, historiador, ex ministro, educador, excelente conversador y amigo, le pedí su opinión, y lo primero que me pregunto fue ¿en 15 líneas?… risas … y con mucho gusto me resume el tema así:

“La firma del Pacto de Punto Fijo, hecho histórico ocurrido el 31 de octubre de 1958, constituye lo que podríamos llamar la génesis formal y política de lo que sería la primera república civil de nuestra historia, la cual logró consolidarse e impulsar nuestro sistema democrático por espacio de 40 años. Este proceso tiene sus primeras elecciones libres ese mismo año, 7 de diciembre de 1958, en el cual resulta electo Presidente de la República de Venezuela Don Rómulo Betancourt, convirtiéndose así en el primer presidente de esta nueva etapa republicana civilista. El acto formal de la firma del pacto se llevó a cabo en la residencia del Dr. Rafael Caldera, ubicada en la avenida Solano López, Sabana Grande, quinta “Punto Fijo”, Caracas.

Ese pacto de unidad política fue una respuesta contundente y oportuna frente a las grandes amenazas que eran inminentes y peligrosas para la naciente república democrática. Entre otras, queremos destacar dos: la permanente amenaza de las asonadas militares y el desarrollo creciente de la insurgencia guerrillera marxista-comunista con apoyo exógeno. Es importante destacar que este logro de madurez política se hizo posible gracias al liderazgo protagonista del momento: la reciedumbre de Rómulo Betancourt, con el respaldo del partido Acción Democrática y la lealtad institucional de Rafael Caldera con el respaldo del partido COPEI. Esto, sin quitarles méritos a otros protagonistas también participantes del pacto, como URD, entre otros. Producto de este impulso inicial logramos desarrollar una auténtica estabilidad democrática. Con aciertos innegables en materia política, social y económica. Sobre todo, quiero destacar algo de vital importancia como lo fue el hacer que los militares regresasen a sus cuarteles y a sus actividades propias de conformidad con la Constitución vigente de 1961 y demás leyes relacionadas. Como dato curioso de la historia, el primer presidente de esta era democrática fue Don Rómulo Betancourt y el último el Dr. Rafael Caldera.”

Gracias partner, mejor resumido imposible, me cambiaste la última pregunta por una curiosidad muy interesante, y eso es de gente inteligente. Ojalá y pueda resurgir el mismo sentimiento demócrata de Betancourt de entre los líderes actuales, que les permita entender que el país y su gente son primero.

Tomé mi teléfono, llamé al viejo Luis Cisneros Croquer, gran periodista yaracuyano del Valle del Nivar (Nirgua), adoptado en Valencia desde hace muchísimos años, y me imaginé esta conversación en “El Marchica”, allá en la Avenida Bolívar, con un Old Parr en la mano y le dije: “Luis háblame del Pacto de Punto Fijo” y me ripostó con esta bella frase:

“Carlos. Tiempos de recorrer caminos de bueno éxitos políticos de la democracia. El gran Anhelo”.

“Habían asesinado a Leonardo Ruíz Pineda como a Antonio Pinto Salinas, Luis Higuera y muchos más. Campos de Concentración. En Guasina y Sacupana, olvidados islotes orinoquenses; la muerte rondaba como el tifus y aguas mal olientes. Más rejas abrían sus fauces para engullir la carga humana de adecos, independientes y comunistas.

El joven merideño Alberto Carnevalli, que el Zulia hizo suyo, asumió la Secretaría General del Partido del Pueblo, había proclamado para su gente un mensaje muy propio de su inteligencia política: no más aventuras, trabajemos con sacrificio y abnegación para alcanzar la imprescindible unidad nacional, para copar los anhelos de la gente, la de ahora y la de mañana.

Después en la residencia de Rafael Caldera, quinta ‘Punto fijo’, se firmó el protocolo del acuerdo al que habían llegado en Nueva York: Rómulo, Rafael y Jóvito.»

¡Excelente! Luis, una pregunta: ¿por qué no es posible que se consolide en estos momentos un Pacto de Punto Fijo?

“No se ha dado porque la competencia de estos nuevos es extrema. No hay espíritu de grandeza y la opresión cubana es grave muestra de la geopolítica y nueva guerra fría. Solo la implosión social con saldo de sangre puede variar las condiciones. Dios hace cosas que uno no atina a desentrañar y este virus es el más cercano ungüento para provocarla. Que así sea. Además creo que arriba no hay mucho apuro por el sacrificio y la abnegación, es hipócrita.

 Hace falta un Rómulo Betancourt, con el acento de su carácter y apasionamiento social para el inicio de la recuperación de la democracia.”

Y remató Luis con esta lapidaria frase: “unidad nacional, que se haga y sin más palabras, como decía, José Martí.”

Siempre es un placer aprender de Luis Cisneros Croquer, porque ha vivido y ha participado en mucha de las cosas buenas que hemos logrado en Venezuela, en lo político, en lo social y en lo deportivo, como dirigente y como protagonista. Dios te conserve muchos años entre nosotros, porque te necesitaremos para este tipo de enseñanzas en la patria recuperada. ¡Gracias viejo amigo!

Hice mi tercer contacto con Alejandro Terán, quien es un apasionado y estudioso de este tema tan interesante. Será porque Alejandro gusta de pensar a lo grande y sabe que deberá tener un espacio en la reestructuración y en el renacer de la Venezuela bonita.

Comencé por: “Alejandro: Pacto de Punto Fijo en una sola línea, y sabiamente me dijo: La boutique política del siglo XX  y prosiguió:

“Por más de 100 años después de la ‘Cosiata’ en el año 1826 hasta el 1958, los altibajos políticos caracterizaron la vida cotidiana de Venezuela, 27 constituyentes, un sinnúmero de dictadores, líderes regionales, pequeños caudillos, fue el diario de la vida constitucional de nuestra patria.

Y es en octubre del 1958 que tres líderes curtidos por el fragor de los errores políticos y llenos de un liderazgo indiscutible, lograron un acuerdo histórico que gobernó Venezuela por 40 años de vida institucional de la naciente democracia: el pacto de Punto Fijo. Acuerdo un altísimo nivel de respeto a las reglas.

Como pieza de estudio, el Pacto de Punto Fijo tuvo características importantes que las resumiremos a continuación:

– Unidad Política de los partidos nacientes. Aplacar el militarismo de los últimos 100 años, y por último evitar que el movimiento ‘Castro comunismo’ prendiera dentro de la frágil democracia venezolana.

-El Pacto de Punto Fijo les dio a las Fuerzas Armadas la condición de obediencia, así como no beligerancia, y aun así durante los primeros 15 años estuvo presente la sombra del golpe. El Carupanazo, el Porteñazo y el Barcelonazo son ejemplos de ello.

-Fue un proyecto de integración ideológica donde la social democracia, los demócratas cristianos y hasta los mismos comunistas encontraron un sitio donde la política se entrelazaba. Se consolidó así mismo el voto como arma democrática, la alternabilidad electoral fue aceptada por todas las partes dándole a la participación popular un puesto preponderante.

-Educación, desarrollo, conocimiento, así como las grandes obras marcaron el inicio de la llamada ‘Gran Venezuela’, muchos son los aspectos de crecimiento que el Pacto de Punto Fijo permitió, sobre todo la generación de líderes políticos post dictaduras prestos para asumir las riendas de un país vía consolidación democrática.”

Lo interrumpí para preguntarle: Alejandro ¿dónde falló este modelo de sistema político?

Y vehementemente me respondió: ”como todo, tuvo su punto de quiebre. El sentido de pertenencia de los luchadores originales contra la dictadura de Pérez Jiménez y dueños de los partidos tradicionales, no permitieron que las generaciones de relevo asumieran los papeles de gobierno, sepultando los emergentes dentro del sectarismo político.”

Y le repregunto: ¿necesitamos un Pacto de Punto Fijo¿ ¿Por qué no se ve en el panorama esa posibilidad?

“Venezuela necesitó un pacto político en 1958 para que naciera la democracia, se necesita un nuevo pacto para restituirla, pero a diferencia de 1958, un liderazgo disperso no genera pacto creíble.”

Tienes razón Alejandro, y esa es mi preocupación expresada en mis dos últimas columnas, no existe un real interés en cumplir los pactos que deben firmarse, nadie cree en nadie, los partidos no tienen la mística nacionalista y sacrificada requerida, y la traición a cambio de monedas hace cada día más de moda a los ‘Judas Iscariote’ venezolanos. Como siempre, genial tu análisis y estaré eternamente agradecido por contar contigo mi querido Alejandro. Cuídate y consérvate para tareas importantes que te vienen.

Mi Conclusión

¿Necesitamos un Pacto de Punto Fijo? ¡Estoy convencido que sí!

Si enumeramos logros de ese gran pacto político y los aplicamos a esta era tan desastrosa de la república, tendremos que obligatoriamente afirmar que Betancourt, Caldera (el de esa época) y Jóvito, entendían que los militares deben estar en los cuarteles, mantenerse a mucha distancia de la administración pública, solo deben existir como garantes del cumplimiento de la constitución nacional y demás leyes. Que el comunismo es lo peor que puede pasarle a país alguno, es como el salitre porque corroe y acaba todo lo que toca.

Satanizaron  la democracia  por los hechos de corrupción que existieron, ¡claro que existieron y no se justifican!, pero no le llega ni a los tobillos a la que hoy existe.

Todos esos males se magnificaron y se exponenciaron a partir de la llegada del chavismo. ¿Por qué? Porque el poder se concentró y se hizo absoluto.

Se necesita lealtad política, no hay espíritu de grandeza ni una verdadera intención de sacrificio, solo discursos vacíos. Les importa más la recompensa monetaria que el hambre y la necesidad que hay arriba en el barrio. 

El dinero sucio de la corrupción y el narcotráfico conforman en nuevo himno nacional, aquel Gloria al Bravo Pueblo se convirtió en un chiste y la bandera tricolor se cambió al color del dólar y al color del euro. Nos barrieron las defensas y nos quedamos sin escudo, nos implantaron el miedo y la mentira en el pan de cada día.

Pero todo tiene un punto de quiebre, y la verdad no necesita defensa. El pasado puede ser de mucha utilidad, solo si permitimos que nos ayude.

¡Hasta la próxima entrega queridos lectores!

1 COMENTARIO

  1. ESTIMADO PROFESOR, UD Y SUS COLEGAS ESTAN CLAROS DE LO QUE DESEARIAN PARA UNA NUEVA VENEZUELA, AL PASAR ESTE TRAGO AMARGO QUE YA LLEVA MAS DE 20 ANOS. A EXCEPCION DE BETHANCOURT Y CALDERA, ERAN EN ESE MOMENTO HOMBRES DIGNOS, MAS NO VILLALBA, ESE FUE VENDIDO, Y POR ESO NUNCA LLEGO A SER PRESIDENTE DE LA REPUBLICA, POR VENDERSE A LA DICTADURA…… LO MISMO ESTA PASANDO AHORA, NO PUEDE HABER NINGUN TIPO DE PACTO, QUE LO LLAMAREMOS «PUNTO DEL GUAIRE», ASI MISMO, PORQUE TODA LA OPOSICION ES UNA CLOACA DE PERSONAS QUE SOLO SE HAN ENRIQUECIDO PARA QUE ESTE GOBIERNO DE FACTO CONTINUE EN PIE, Y POR SUPUESTO INCLUYENDO AL HABLA PAJA DE JUAN GUAIDO Y SU MENTOR HENRY RAMOS ALLUP, PAR DE JOYITAS Y TODOS LOS JALAMECATES QUE LE ACOMPANA… SIGA PA’ LANTE MI ESTIMADO AMIGO

Deja un comentario