Bernardo Jurado | Los siete años de prosperidad

Bernardo Jurado | Los siete años de prosperidad

Cualquier abogado penalista de por aquí lo sabe, son en promedio siete largos años de los que disfruta un narcotraficante, antes de que le echen el guante y lo dejen pudrirse en una cárcel.

Ustedes se preguntarán, ¿por qué esperar ese periodo para atrapar al maleante? Y yo les contesto con todo gusto, porque este es un país de libertades, de deberes y también de derechos y paso a explicarlo mejor. Mientras el pillo trafica, allí está la DEA tomándole fotos. Cada vez que se comunica con alguien le graban. Cada amante que tiene es seguida. Cada contacto personal con alguien le agrega a la red. Son cientos de fotos, grabaciones, investigaciones, que como lo supondrán, se van exponenciando y allí van tendiendo la red, cada vez necesitamos más investigadores, técnicos, espías encubiertos, chulos, colaboradores y todo tipo de animales de la fauna. Ese trabajito dura en promedio siete años y allí viene la pregunta mágica, al mostrarle al narco tonto todas las pruebas que se tienen en su contra.

¿Se declara usted culpable o inocente? Y se le aclara más o menos a qué se enfrenta, algo así como una cadena perpetua que puede convertirse, si nos ayuda, en treinta y cinco años de cárcel y todos mágicamente colaboran.            

Los Estados Unidos de América, han declarado un veto que está ahorcando al régimen de Maduro que ha buscado ayuda en el Irán del terrorismo y el pillaje para ser surtido de gasolina, toda vez que la ineficiencia y la distracción de las difíciles labores propias de la refinación de crudo han quebrado a la industria. Algunos buques lograron llegar a puerto, no se les detuvo y en el país hubo críticas sobre el procedimiento de EE UU como si fueran los policías del mundo y como si Maduro fuera una suerte de evacuación de sus procederes y no de los venezolanos, pero tranquilos, que están disfrutando de sus días de prosperidad, aunque me temo que se les acabaron, porque el Departamento del Tesoro, acaba de pechar a las compañías navieras y los buques que han contribuido a ayudar a Maduro y allí voy, porque se les han congelado todos sus bienes.

· Afranad Maritime LTD y su buque Athens de bandera Panamá.
· Seacomber LTD y su buque Chios de bandera Maltesa.
· Maritime LTD y su buque Seahero de bandera Adamant.
· Shiptrade LTD y su buque Voyager I de bandera de las islas Marshall.

Y así continua esta bella historia protagonizada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros OFAC, del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, mientras los siete años de prosperidad de Maduro y sus cuarenta ladrones fallecen y todo el público que observa, tan solo se pregunta expectante, sonrientes, curiosos, ¿cuándo le harán la pregunta?

¿Mister Maduro y todos los demás, después de haberle enseñado las miles de pruebas que tenemos en su contra, se considera culpable o inocente?

Al mundo libre, a los vivos bobos, les recordamos que todo el que haga negocios con ese régimen es susceptible de investigación y sanción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.