Cine para llevar | Clásicos en Netflix: Una propuesta indecente (1993)

Cine para llevar | Clásicos en Netflix- Una propuesta indecente (1993)

¿Qué es más importante: el amor o el dinero? En la década de los noventa esa pregunta generó dudas en los amantes del cine gracias al éxito de Una Propuesta indecente dirigida por Adrian Lyne (Atracción fatal, 9 semanas y media, e Infidelidad).

¿Te acostarias con Robert Redford por un millón de dólares? ¿Aceptarías que tu esposa pasara la noche con un hombre  atractivo y millonario por dinero? Ambos cuestionamientos eran frecuentes para el momento en que esta película se convirtió no sólo en un éxito de taquilla, también en un tema de conversación de sobremesa. Incluso años después la disyuntiva que enfrentó una joven Demi Moore siguió siendo tema de discusión entre los cinéfilos.

El argumento genera interés porque pone en vitrina dos de las más grandes aspiraciones humanas: el amor y el dinero. ¿Puede un  matrimonio  armonioso superar una infidelidad acordada? ¿Un millón de dólares es más importante que la estabilidad de una relación?

Esta cinta de comienzos de los noventa, plantea un romance perfecto entre Diana (Demi Moore) y David Murphy (Woody Harrelson) sin embargo, no todo es tan bello en sus vidas, tienen graves problemas económicos. Dificultades que los harán tomar decisiones complejas. 

La película, que ha sido catalogada como machista por mostrar al personaje femenino como una mercancía que se compra, tuvo en su momento críticas diversas. Se dijo, además, que las intenciones de los personajes masculinos también representaban una forma sexista de mostrar el rol que juegan las mujeres en las relaciones de pareja: pasivas, sumisas, sin poder de elección. 

No obstante, el largometraje que no deja de ser en ningún momento una historia de amor (tóxico eso sí) nos manipula para hacernos participar en su juego y ponernos en la situación de entender y darle la razón a alguno de los protagonistas, lo que finalmente nos llevará a tomar partido y por ende a involucrarnos.

Aunque está muy claro que la cinta no pretendió plantear ninguna lección moral, genera interés por exponer temas capitales propios de la vida moderna, aún vigentes en esta época donde la calidad de vida está ligada al poder adquisitivo.

La película está llena de escenas creativas donde el sexo es el personaje principal. En eso Adrian Lyne es un mago. En toda su filmografía, la sexualidad es un personaje más que lleva a los protagonistas de la historia a perder la cabeza y ponerse en situaciones peligrosas.

Además Una propuesta indecente busca recrear una historia llena de todos los clichés románticos del cine en Hollywood. ¿Lo hace bien? Diría que sí.

La cinta vuelve a la pantalla a través de Netflix. 

Luisa Ugueto Liendo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.